La Nación
“Reforma fiscal es necesaria para la reactivación” 1 21 abril, 2021
ECONOMÍA

“Reforma fiscal es necesaria para la reactivación”

Esta fue una de las principales conclusiones que dejó el informe macroeconómico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentado durante el fin de semana por el jefe del BID, Eric Parrado, quien también se refirió a la pasada reforma tributaria de Colombia como ejemplo a seguir.

 

CATERIN MANCHOLA

 

Ayer culminó la reunión anual de las Asambleas de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de BID Invest, que este año se cumplió en la ciudad de Barranquilla. El encuentro sirvió para que el presidente de la República, Iván Duque hablara de una parte de lo que comprende la reforma tributaria.

Durante el evento el  jefe del BID, Eric Parrado expuso el informe macroeconómico de la institución, y aprovechó para destacar que “la reforma tributaria que se realizó hace poco en Colombia es el mejor ejemplo de lo que se debe hacer, y es una de nuestras recomendaciones”.

Se refería el  jefe del BID a que la recuperación económica de los países latinoamericanos necesita dos ingredientes: será necesario que se implementen reformas fiscales que preparen el terreno para el desarrollo sostenible, y que los planes de vacunación se ejecuten con éxito.

Y describió tres escenarios posibles “uno optimista, uno base y uno pesimista”. Detalló que en el escenario base, América Latina y el Caribe crecerá 4,1% este año, cifra que se reduciría a 2,5% el próximo año.

También dijo que el crecimiento podría llegar al 5,2% en 2021 si todos los factores necesarios se conjugan, esto es: reformas fiscales enfocadas en el crecimiento sostenible e inclusivo, y éxito generalizado de los programas de vacunación en la región. Lo anterior derivaría en un alza del PIB en torno a 3,9% para 2022.

Mientras que el escenario pesimista contempla un crecimiento muy leve en 2021, del 0,8 %, y una caída severa en 2022, de -1,1% según las proyecciones BID.

Las reformas fiscales que el banco propone deberían mejorar la productividad, conectar las economías nacionales con las cadenas globales de valor, promover la transformación digital y crear empleos de calidad.

Recalcó el jefe del BID que la pandemia tuvo un impacto más fuerte en la población vulnerable y afectó severamente la desigualdad. Los datos de la institución revelan que la pérdida de empleos se presentó sobre todo en las familias más pobres del continente. “El 80 % de las familias de menores ingresos, perdieron al menos un empleo”, indicó.

También se refirió a la población de menores ingresos, para quienes, además es muy difícil hacer teletrabajo, debido a las condiciones de conectividad y al tipo de labores de las que obtienen el sustento. Y esa es también una de las razones por las que el número de contagios es más alto entre la población de menores ingresos, que no puede cumplir con los confinamientos.

A nivel general la pandemia significó la peor crisis económica de la historia para América Latina y el Caribe. El 2020 “nos dejó una doble crisis, con el mayor impacto mundial en vidas por la pandemia, y el peor desempeño económico”.

La salida que plantea la institución es llevar a cabo reformas fiscales. El jefe del BID dijo que Colombia es ejemplo a seguir frente a otros países de la región debido a la más reciente reforma tributaria que ejecutó el Gobierno de Juan Manuel Santos. Eso se demuestra en el comportamiento del PIB para el 2020; “con el hecho de que su caída fue menor al promedio, 6,8% (versus 7,4% en la región), y los indicadores de recuperación van más rápido que el resto de los países”.

Fiscal VS tributaria

La opinión del BID es aliciente en medio de la polémica reforma tributaria que presentará a más tardar durante la primera semana de abril ante el Congreso de la República el Ministerio de Hacienda.

Mientras el presidente Duque destaca que servirá para financiar varios programas sociales, para el economista huilense Germán Palomo, esta es, además, “una oportunidad para enfrentar una realidad que no se ha querido encarar: la de aplicar un verdadero ajuste fiscal y no una más de las reformas tributarias que solo apuntan a generar más cargas tributarias sin tocar la estructura fiscal”.

Una donde se acaben varias exenciones del IVA, en bienes y servicios como: servicios médicos, Planes Obligatorios de Salud, educación virtual, telefonía local (los primeros 325 minutos del mes), el transporte público, el transporte de gas e hidrocarburos.

“Miremos la justificación de estas exenciones. El sector salud es escenario de corrupción y la calidad de sus servicios es baja. Las EPS permanentemente viven cuestionadas por lo que las exenciones no tienen ningún sentido”, señaló el experto.