Se pone a prueba nuestra paciencia y nuestra dirigencia 1 16 febrero, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Se pone a prueba nuestra paciencia y nuestra dirigencia

Jorge Fernando Perdomo

La tragedia de tener que transitar por las deterioradas vías del departamento del Huila, se ha convertido en una mala costumbre.

Ya nos acostumbramos al riesgo de tener que pasar por Pericongo, santiguándonos para que una roca no se desprenda en ese momento y acabe con nuestra existencia; ya nos estamos acostumbrando al limitado paso de bengala; y, ya ni nos avergonzamos por la trocha que nos toca caminar a quienes queremos visitar a San Agustín. Todo por la innombrable “ruta 45”.

Ya no recuerdo, las incontables ocasiones, conque nos han sorprendido con la noticia que ya pronto estará todo solucionado. Que ya vienen los franceses, que ya vienen los chinos y nada de nada.

Pero lo que ahora nos sorprende es una noticia de “no te lo puedo creer”.

El gobierno nacional tiene la iniciativa de imponer un nuevo peaje que hace parte integral como fuente de financiación de la via 4G Neiva – Pitalito – Mocoa.

Los peajes, que en Colombia están catalogados como uno de los más caros de Latinoamérica, están correspondidos con el evidente atraso de nuestra infraestructura vial. Que alguien nos explique esta ecuación. Supuestamente, el dinero recaudado debería reflejarse en el buen estado de las vías.

De hecho, la definición oficial del peaje corresponde a una tarifa creada por la ley con el único fin de mantener y conservar en buen estado las carreteras o vías nacionales y obviamente quien transite por ellas en su vehículo está en la obligación de pagar por el uso de la vía.

Según la ley 105 de 1993 en la implementación de los peajes se deben tener en cuenta criterios de equidad.

En los años recientes, han permanecido inalteradas dos condiciones. Mal estado de conservación de la ruta 45 y el cobro del peaje.

Entonces ¿Pregunto si hay criterios de equidad? ¿Pregunto hasta donde llegará nuestra paciencia? ¿pregunto cómo actuará nuestra dirigencia?

Amanecerá y veremos.

1 comentario

carlos buendia 13 febrero, 2020 at 5:52 am

La dirigencia no va a decir nada, a ellos no les importa el departamento, a ellos lo unico que les importa es seguir adueñandose de la poca riqueza que queda en el; la pregunta es…Hasta cuando las gentes del Huila aguantan esto? Es hora de dejar de ser los idiotas utiles de los politicos

Respuesta

Comenta!

Suscribase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con las últimas noticias, eventos y mucho ms.
Suscribase
Suscribirse Ahora
close-link