La Nación
Seguridad sí, ¿pero así cómo? 1 26 febrero, 2024

Seguridad sí, ¿pero así cómo?

La democracia tiene la característica de, valga la redundancia, democratizar responsabilidades: todos contribuyen para alcanzar objetivos. Por ejemplo, todos queremos seguridad, ¿pero todos contribuimos para que haya seguridad? Son los hechos los que miden, no los discursos, si existe ese compromiso de todos para disfrutar de la seguridad. Veamos:

En hechos recientes, capturaron a miembros del INPEC que estaban trabajando para una red de extorsionistas; también, habían capturado a personal de la Armada Nacional que trabajaban para una red de narcotraficantes; además, ya habían capturado a miembros de la policía que habían pedido dinero a una persona que se movilizaba en una moto robada para dejarlo ir. Y es lamentable que esto siga sucediendo: personal de las fuerzas militares y de la fuerza pública trabajando para la delincuencia. Porque eso no es nuevo. Ya se ha vuelto parte del paisaje que personal de esas fuerzas terminen siendo parte del problema.

Pero ahí no para todo. También se capturan a miembros de la fiscalía por las mismas motivaciones. Y súmele a eso, que también hay jueces y fiscales que terminan es protegiendo y liberando a los delincuentes. Pero, además, como para tener el cuadro completo, hay gente vendiendo y comprando coas robadas, haciendo parte de la cadena del delito ¿Sí lo notan? Claro que queremos seguridad, eso no hay necesidad de decirlo y repetirlo ¡Obvio que sí! ¿Pero así cómo? Cómo tener seguridad si miembros de las fuerzas militares, de la fuerza pública, jueces, fiscales y hasta ciudadanos están en “la nómina de la delincuencia”. Ah, pero lo más fácil, es echarle la culpa al Gobierno. Todos quieren ocultar su trampa señalando al Gobierno de la inseguridad que vivimos. ¡Qué va! No. Así no es.  Cojan oficio. Y el oficio es salirse de la cadena del delito.

Este Gobierno recibió el país así, con ese estado de cosas, y lo que quiere es que mejore la seguridad con la Política de Paz Total, con el programa de Jóvenes en Paz y con otras estrategias. Pero, no. Lo que han hecho es ridiculizar esas iniciativas, señalarlas de que no sirven para nada y que con esas propuestas lo que se ha hecho es “entregarles el país a los delincuentes” ¿Perdón? Este país está en manos de la cultura mafiosa ¡hace años!, del todo vale, del “cuartico de hora”, de la corrupción… Tanto así, que los que tienen que brindar seguridad, están es en el bando contrario. Esa cultura mafiosa es la que no quiere el cambio, no le convine un país decente. Entonces, ¿así cómo tener seguridad?