La Nación
Si Álvaro Leyva fuera canciller 1 15 junio, 2024
COLUMNISTAS OPINIÓN

Si Álvaro Leyva fuera canciller

Al parecer en el Gobierno se turnan diariamente para ilustrar a la opinión pública con agudas máximas al mejor estilo de La Rochefoucauld. Esta vez fue el Canciller quien sentenció: “si yo fuera indígena ya hubiera incendiado el país”. Del nivel de esta administración nada me sorprende; no obstante creo que:

Si Leyva fuera Canciller, desde el 7 de agosto, estaría trabajando para blindar la economía y la democracia de los vaivenes geopolíticos de la Guerra en Ucrania. Me dirán que para lo primero está la dupla Umaña-Ocampo y para lo segundo Prada, pero es claro que la visión estratégica y la iniciativa debe venir del arquitecto de la política exterior. Sobre todo cuando es más que evidente que Petro no tiene la menor idea de cómo funciona el mundo.

Si Leyva fuera Canciller sabría que la arriesgada política de “paz total” y su apéndice con el narcotráfico tiene una relación directa con lo que viene sucediendo en México y las declaraciones, en ese sentido, de Lindsey Graham; como también calcularía el impacto de los reciente datos en materia de cultivos ilícitos que Reuters anunció a finales de enero así: “Colombia cocaine seizures break record in 2022” o del reciente informe que ha hecho la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes,-JIFE. Si Leyva fuera Canciller estaríamos seguros de no volver a ser etiquetados como un narco-Estado.

Si Leyva fuera Canciller hubiera entendido el verdadero alcance de la violación a la soberanía nacional por parte del globo chino que sobrevoló nuestro espacio aéreo el pasado 3 de febrero, y la Fuerza Aérea nunca hubiese expedido un comunicado en el que se decía que: “De esta manera, se pudo determinar que este elemento no representaba una amenaza a la seguridad y defensa nacional, así como a la seguridad aérea”; como dicen popularmente ahora, ¿es en serio?

Y mucho menos que “La Institución, adelanta las averiguaciones y coordinaciones pertinentes con diferentes países e instituciones, para establecer el origen del objeto” cuando desde el mismo 3 de febrero el tema ocupó los titulares de la prensa estadounidense explicando la manera en que estos globos salieron de China y, cruzando las Islas Aleutianas, entraron al continente americano.

Si Leyva fuera Canciller entendería perfectamente los movimientos en el tablero indo-pacífico del AUKUS, el QUAD, la ASEAN, el (CP) TTP y demás. Como también estaría monitoreando el asunto de Taiwán, pues, la geografía liga nuestros destinos a ese escenario marítimo donde, además, la colonia colombiana en Australia es muy significativa y en donde somos aliados históricos de Corea del Sur.

Si Leyva fuera Canciller los nombramientos diplomáticos que se han hecho nunca hubieran tenido lugar. Lo digo por el embajador en México, Moisés Ninco Daza, donde se necesita un verdadero diplomático por lo enunciado anteriormente, o de Sergio Cabrera en medio de las agitaciones geopolíticas de la región Indo-Pacífico. Si Leyva fuera Canciller, Unidiplo jamás hubiese presentado las 22 demandas por los cuestionadísimos nombramientos de Petro en el servicio exterior.

En suma, si nuestro Canciller fuera Álvaro Leyva, cuya excepcional imaginación geopolítica le permite ver la relación entre la política mundial y los temas nacionales, podríamos estar asistiendo al liderazgo de una geoestrategia que le permitiría al país navegar en medio de las turbulencias que agitan hoy a la humanidad entera.