La Nación
«Sin vida no hay patrimonio» 1 22 junio, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

«Sin vida no hay patrimonio»

María Consuelo Plazas Serrato

El 2021 ha estado enmarcado por el descontento de miles de colombianos que han venido expresando su inconformidad ante las problemáticas sociales y económicas que enfrenta el país, en medio de un escenario adverso derivado de los efectos recurrentes de la pandemia, traducidos en movilizaciones y bloqueos de vías que han conducido al desabastecimiento de alimentos y conductas violentas, entre otras graves consecuencias.

Una de las acciones que ha llamado poderosamente la atención y que mayor reacción ha suscitado en el marco de las manifestaciones, tiene que ver con el derribamiento de monumentos alusivos a conquistadores y personajes históricos – estatuas de Antonio Nariño, Sebastián de Belalcázar, Francisco de Paula Santander, Gonzalo Jiménez de Quesada, Misael Pastrana Borrero, el busto de Diego de Ospina y Medinilla, entre otros-, si se tiene en cuenta que se trata de objetos históricos por excelencia y en tal caso deben ser concebidos como símbolos que conmemoran eventos y personajes trascendentes que conforman la memoria colectiva de una Nación.

Del mismo modo cabe señalar que de acuerdo con valoración técnica efectuada por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural a la escultura del Bolívar Ecuestre, ubicada en el Monumento a los Héroes, se detectaron daños estructurales, razón por la cual deberá se removida, «como una medida de prevención ante cualquier situación derivada del colapso del monumento, que ponga en riesgo la vida de las personas que en el marco de la protesta social se congregan en este punto».

En torno a este tópico, su director Patrick Morales, ratifica su voluntad frente a la preservación y defensa del patrimonio cultural de la ciudad y rechaza de plano cualquier acción violenta sobre los monumentos en espacio público. Al mismo tiempo que condena «cualquier acción que ponga en riesgo la vida de los ciudadanos en este contexto. Como hemos dicho desde el principio de las protestas: Sin vida no hay patrimonio».

Importante recordar que acontecimientos análogos han ocurrido en diversos lugares del mundo, así, por ejemplo durante las protestas por la injusticia racial en Estados Unidos, se destruyeron varias estatuas de Cristóbal Colón. De igual manera ocurrió en 2019, cuando manifestantes en Chile atacaron un gran número de estatuas de figuras de la colonización española y de militares.

Así las cosas, derribar monumentos podría tener un significado mucho más profundo que un simple acto de rebeldía. Sería conveniente entonces analizar con detenimiento el trasfondo de tales actitudes.