La Nación
Un sueño por el bien de la comunidad 1 27 septiembre, 2022
NEIVA SUR COLOMBIANO

Un sueño por el bien de la comunidad

La cancha de futbol de la comuna Nueve, ubicado en el barrio Vicente Araujo de la ciudad de Neiva, tiene una historia y autor con nombre propio, se trata de José Tovar.

Él es el presidente del Club Deportivo Comuna Nueve, quien ha dedicado más de 26 años a su sueño, un escenario deportivo, un lugar para enseñar lo poco o mucho que conoce del deporte.

“Desde hace 40 años vivo en la comuna y hace 26 años iniciamos con un sueño de un escenario deportivo, ya que esta comuna era un flagelo de drogadicción y mucha delincuencia, además, hacía falta un lugar en óptimas condiciones para poder mejorar la calidad de vida de los niños y formarlos…”, precisó José Tovar.

Para José, formar los niños no es solo darles lecciones de como pegarle  patadas a un balón, sino enseñarles a ser íntegros como personas, darles la oportunidad de enamorarse de un deporte, ocuparlos en sus ratos libres y no dejarlos a la deriva.

“La juventud ya no quiere hacer nada, ni estudiar, ni trabajar, solo buscan lo más fácil; aquí hemos mejorado la calidad de vida de cientos de niños y me siento orgulloso de eso…”, indicó el hombre.

Esta fue su mayor motivación, los niños y el futuro de los mismos,  para que tuvieran otro destino con sus vidas, debido a que los mayores ya se habían labrado su camino.

Ante esto, inició a buscar un terreno, luego de hallarlo decidió adecuarlo, aquel lugar era un lote abandonado, un humedal lleno de maleza, utilizado por los delincuentes para realizar sus fechorías; el proceso fue difícil pero con el apoyo de algunas personas y administraciones se logró adecuar.

“Al principio fue duro, me amenazaron de muerte, una vez un hombre me puso una pistola en la cabeza… ahora algunos de ellos me agradecen por este esfuerzo y tienen a sus hijos participando del club…”.

Hoy 26 años después, José puede decir que su sueño se ha cumplido, pues dejó de ser un lote baldío a ser el campo de fútbol más grande de la comuna Nueve.

Lugar utilizado y reconocido por cientos de deportistas que hacen parte de los campeonatos que se realizan mensualmente. El sitio era de difícil acceso por la delincuencia, pero gracias a este escenario todo ha ido cambiando.

“En estos 26 años hemos logrado muchas cosas, un campo de fútbol que cuenta con gradería, buena iluminación, mallas y con una caseta donde hace las veces de camerino, lugar para guardar los implementos deportivos y la historia de nuestra trayectoria….”

Esta caseta tiene una historia por contar, en una pared hay fotografías que muestran el antes, el después y el ahora del lugar, además hay imágenes de diferentes equipos de fútbol desde 1998 a la actualidad.

“Me siento muy feliz con lo que hemos logrado pero aún nos falta mucho, la administración municipal ha destinado un dinero para instalar una malla de 70 de largo por 9 metros de alto; la cual será ubicada en la cancha con el objetivo de que los balones no se pierdan en el sector de Villa Colombia…”

Se espera que la obra inicie a finales de agosto y que este escenario deportivo tenga más apoyo de la demás administraciones ya que son más de 280 niños que entrenan de lunes a viernes en la noche, con la ilusión de seguir el camino del fútbol profesional.

El club cuenta con la participación de ocho profesores de deporte, que se unieron a esta labor, que cuenta con masiva participación de los niños y padres de familia quienes los motivan a seguir adelante.

Los campeonatos se realizan los fines de semana, son de diferentes categorías entre ellas el femenino, el cual atrae más deportistas. Las premiaciónes varían desde trofeos, hasta reconocimientos de motivación.

“Gracias a Dios hemos arreglado el sector, ahora es un espacio de recreación donde se mejoró la calidad de vida de los habitantes… recuerdo que este sitio era intocable, los poderosos de la droga se mataban por el lugar…”

El sitio cuenta con una zona verde, en la cual se rellenó y sembró con variedad de cultivos, con el propósito de mejorarlo y tener un lugar fresco. “El terreno es del municipio, yo soy solo un celador…”