La Nación
Universalizar el IVA, ¿otra infamia? 1 10 agosto, 2022
ACTUALIDAD

Universalizar el IVA, ¿otra infamia?

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

El proyecto de reforma tributaria (Ley de Financiamiento) presentada por el Gobierno a consideración del Congreso no sólo impactará los alimentos básicos de la canasta familiar.

La reforma propone reducir de manera gradual la tarifa general de IVA del actual 19% a 18% en 2019 (que llegará hasta 17% a partir de 2021), pero al mismo tiempo pretende unificar todas las tarifas y eliminar la condición de exento o excluido de numerosos bienes y productos, entre ellos, cuadernos, textos escolares y periódicos.

En otras palabras: aunque se disminuya la tarifa general, aumentará la cantidad de bienes sobre los cuales es necesario pagar IVA, incluyendo la mayoría de los que componen la canasta familiar, lo que encendió la polémica.

Numerosos  productos exentos  que la mayoría de la población consume a diario empezarán a gravarse. Huevo, la leche, el queso, la carne o el pescado que actualmente están exentos; del arroz, el pan, la papa, el plátano, el fríjol, la panela o las frutas que están como excluidos (causan a la tarifa de 0% pero tienen derecho a devolución); o de las harinas, las pastas, el azúcar, el café o el chocolate que se benefician de una tarifa diferencial de 5% y se empezarían a gravar con la tarifa plena.

Indignación

Los 21 gremios reunidos en la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC)  estimaron que un IVA de 18% en la mayoría de productos de la canasta reduciría entre 10% y 20% el consumo, dependiendo de cada sector.

“Estos alimentos que no tienen IVA, se van a encarecer.  Ver reducido el consumo del arroz, el huevo, el pollo, entre otros,  no es un panorama positivo para los colombianos, especialmente, para los más desfavorecidos”, manifestó Jorge Bedoya, presidente de la SAC.

Rafael Hernández, presidente de Fedearroz, advirtió que este aumento impactará a toda la cadena productiva.

“Pretender poner IVA a los productos del sector agropecuario, donde la mayoría de los consumidores son de estratos 1,2 y 3, perjudicaría, en gran medida, no solo al consumidor final sino también a los productores de papa porque se daría una sobreoferta, se vería afectado el precio final del producto y toda la cadena productiva”, explicó Germán Palacio, presidente de Fedepapa.

Regresiva

“Una reforma sustentada en el aumento del IVA y del impuesto de renta para personas naturales no es progresiva; en el caso del IVA, su naturaleza de impuesto indirecto hace que sea altamente regresivo, lo cual difícilmente se compensa mediante mecanismos de devolución por la imposibilidad de individualizar quién realizó el pago”, estimó el analista, Ricardo Jaramillo Rincón.

En su criterio, a partir de la vigencia de la ley, las personas de ingresos iguales o inferiores a un salario mínimo pagarán más del doble por concepto de IVA de lo que hacen actualmente.

Bienes culturales

La nueva reforma tributaria no solo golpea a los sectores populares. La extensión del IVA a más de un 80% de los bienes y servicios que conforman la canasta familiar no solo impacta a  los sectores populares.

Aunque el gobierno prometió que no impactaría la educación decidió gravar sin compasión otros bienes culturales como libros, revistas, periódicos, cuadernos y textos escolares, antes exentos del impuesto. El impacto comenzará a sentirse en enero durante la temporada escolar que coincide con las alzas en matrículas y pensiones (en colegios privados) y toda la escalada tributaria al iniciar el año.

La escalada alcista coincide con las proyecciones del Banco de Bogotá según las cuales,  la iniciativa legislativa podría elevar la inflación anual a casi el doble del objetivo, es decir cerca de 6% en 2019.

“Teniendo en cuenta los sectores económicos fundamentales para el desarrollo del país y la democracia colombiana, resulta un contrasentido que el gobierno de la “economía naranja” presente un articulado que se despacha lanza en ristre contra la lectura, la educación, la prensa y los medios de información, justamente cuando todos ellos y como un fenómeno global e indiscutible, atraviesan los mayores retos que jamás han tenido para su sostenibilidad”, explicó Werner Zitzmann, director de la Asociación Colombiana de Medios de Información (AMI).

Internet y telefonía

La extensión del IVA  también cubrirá  los servicios de conexión y acceso a internet. Solo se exceptúan los usuarios residenciales de los estratos 1 y 2. Además, la telefonía fija en todos los estratos, planes de televisión por cable o satelital en todos los estratos, así como paquetes “Premium” o plataformas como Netflix.

Igualmente cubrirá servicios móviles, la voz y los datos con el 19 %. En el caso del servicio telefónico local, se excluyen del impuesto los primeros 325 minutos mensuales del servicio telefónico local facturado a los usuarios de los estratos 1 y 2 y el servicio telefónico prestado desde teléfonos públicos.

Y para rematar, la iniciativa limita considerablemente, el acceso a equipos, una medida regresiva que desestimulará la adquisición de estos equipos. La reforma incluyó el gravamen para compra de computadores, tabletas y teléfonos fijos  de media y alta gama. Sólo los ‘flechas’ no tendrán el impuesto.

El precio final que los tenderos, comerciantes, restaurantes y hoteles le van a trasladar al consumidor puede ser inclusive mayor a 20% en el corto plazo,

Otros impactos

Además, la polémica iniciativa subirá el impuesto a la renta de la clase media y bajará, incluso suprimirá las exenciones a las grandes empresas.

Las normas de financiamiento también eleva el impuesto sobre la renta de personas naturales: Se creará una cédula general las rentas de trabajo, de pensiones, de capital y las no laborales. Igualmente propone la creación de un nuevo rango de tarifa marginal (37%) para personas naturales cuya base gravable supere las 13.100 UVT. Las deducciones se limitarán a máximo un 35% para todos los contribuyentes.

Las normas de financiamiento a través del impuesto al patrimonio, normalización e impuesto a los dividendos: Se busca crear un impuesto al patrimonio para los años gravables 2019 y 2020. El impuesto se establece para las personas naturales, sucesiones ilíquidas y personas jurídicas extranjeras cuyo patrimonio sea superior a $3.000 millones.

La iniciativa apunta a conseguir 14 billones de pesos destinados a financiar el presupuesto del 2019 y otros recursos adicionales para reducir el déficit fiscal de los próximos años.

“Esta medida sería una de las que mayor impacto podría causar en el mercado, ante los efectos que tendría en el nivel de los precios, el manejo de política monetaria y la actividad económica”, indicó un informe del Banco de Bogotá.

Colofón

“Un IVA del 19% para el vestuario, para los electrodomésticos, para los productos de aseo personal y del hogar es una infamia”, aseguró en el 2016 el entonces senador Iván Duque. ¿Premonición?