La Nación
Vendedores de almojábanas se ‘rebelan’ en Hobo, Huila 1 21 junio, 2024
TEMA DEL DÍA

Vendedores de almojábanas se ‘rebelan’ en Hobo, Huila

Los vendedores de las tradicionales almojábanas hobeñas expresaron su inconformidad ante la orden de desalojo de la Plaza Central de Hobo, por parte de la Alcaldía Municipal, que pretende cumplir con un fallo judicial. A pesar de reconocer la necesidad de reubicación permanente, el alcalde Yhon Alber Mora, admite que Hobo “no cuenta con presupuesto”.

 María Alejandra Ruiz Mallungo X- @amperiodista

 “Señor Alcalde, nosotros cómo nos vamos a salir del parque principal, Simón Bolívar (Hobo, Huila) cuando usted sabe que la economía del pueblo, depende de la pesca artesanal y de las ventas ambulantes; pero tenga en cuenta que la pesca se acabó y las tierras productivas del municipio quedaron inundadas desde la construcción de El Quimbo”, así, manifestaron su inconformidad, vendedores  de las tradicionales almojábanas hobeñas, ícono de las gastronomía del lugar y paradero obligado de los viajeros que pasan por allí, tras la orden de desalojo de la plaza central.

Orden de desalojo

El descontento de los cerca de 200 vendedores de la plaza central de Hobo, que optaron por manifestarse mediante un plantón, sobre la ruta 45 de la vía que lleva hacia el sur del Huila, es a raíz de la orden de desalojo del parque principal que fue hecha llegar a la presidenta de la Asociación de los Vendedores Ambulantes y Estacionarios de Hobo, Nanci Polanía, el pasado miércoles 22 de mayo, por parte de la Alcaldía Municipal.

Vendedores de almojábanas se ‘rebelan’ en Hobo, Huila 7 21 junio, 2024
Pancarta en desacuerdo con la orden de desalojo de los trabadores de la plaza central del municipio de Hobo.

Esta orden, pretende hacer cumplir un fallo judicial que “ordenó y/o otorgó al municipio del Hobo, el término de dos meses para realizar una reubicación temporal y tres meses para presentar un plan de trabajo para la reubicación definitiva para los vendedores ambulantes estacionarios”.

Uso indebido y ocupación

La acción judicial nace a partir de la radicación de una acción popular interpuesta por la Procuraduría 11 Judicial II Ambiental y Agrario del Huila y la cual demandaba que: “El parque principal “Simón Bolívar” del Municipio de Hobo, es un lugar sano para el esparcimiento y desarrollo lúdico, de sus habitantes y de quienes lo transitan; sin embargo –menciona- que desde hace algún tiempo, se le viene dando un indebido uso y ocupación , tras la permisividad de la administración municipal, para autorizar de manera descontrolada la presencia de particulares dedicados a explotar económicamente áreas públicas”.

Vendedores de almojábanas se ‘rebelan’ en Hobo, Huila 8 21 junio, 2024
Diálogo de los manifestantes con el alcalde Yhon Alber Mora Lizcano.

En el mismo documento, el representante del órgano de control argumenta que existe un riesgo inminente para la vida de los vendedores y problemas en la movilidad, ya que “ofrecen productos comestibles sobre la vía principal nacional que se ubica sobre el parque principal de dicho municipio”.

Bajo este razonamiento, el Juzgado Segundo Administrativo Oral del Circuito Judicial de Neiva resolvió el 11 de octubre de 2017: Primero, amparar los derechos colectivos al goce de un ambiente sano; segundo, ordenar al Municipio del Hobo en plazo de un mes, realizar las gestiones de establecer el número de vendedores estacionarios que se ubican en el parque, luego de este tiempo, el municipio debería reubicar temporalmente a las personas ya caracterizadas y adelantar las gestiones para “reubicar de forma definitiva a los vendedores ambulantes”.

Siete años después, por cuenta de este fallo, el alcalde del municipio, Yhon Alber Mora Lizcano, ordena a la Asociación de Vendedores Ambulantes y estacionarios de Hobo disponer del sitio denominado “Parador Turístico” como espacio temporal para sus actividades económicas diarias. Esto fue lo que generó indignación en los trabajadores.

“No es justo que nos saquen como perros”

Durante la manifestación pacífica llevada a cabo ayer, en la vía principal nacional, por los trabajadores estacionarios de la plaza de mercado de Hobo, se leía en sus pancartas “señor Alcalde, no al traslado, queremos una reubicación digna. Hobo; no queremos maltrato sino la paz”, evidenciando el total rechazo que generó dicha orden hecha por la alcaldía.

En otros momentos de la protesta, uno de los vendedores expuso, que si bien, ellos ya conocían del fallo judicial “desde un tiempo atrás”, no consideran justa ni apropiada la forma en que los quieren desalojar del parque principal.

“Nosotros sí acatamos el fallo porque ya es un hecho, pero también es cierto que tenemos derecho al trabajo, porque de nosotros dependen muchas familias… Y no es justo que nos saquen como perros de la noche a la mañana sin buscarnos soluciones”, aseveró el vendedor.

El sentimiento de ‘injusticia’ es general en los casi 200 vendedores, que sobreviven de las ganancias diarias que les dan sus productos ofrecidos en el marco de la plaza central de Hobo, la cual tiene muchos años de historia, pues este lugar, es conocido como un paradero ‘obligado’ por los viajeros que van por las vías huilenses, gracias a la diversidad gastronómica,  y especialmente, por las tradicionales almojábanas calientes que se venden y que son características y representativas del municipio.

Según los manifestantes, “los alcaldes y gobernantes anteriores jugaron con nuestros sentimientos”. Los trabajadores de la plaza dicen sentirse “engañados” y sin instalaciones “dignas” para continuar vendiendo sus almojábas, quesillos, guarapos y otros productos, a viajeros del Huila y Colombia.

“No nos funciona ese parador, señor Alcalde”

Nancy Polania, líder de los vendedores hobeños, durante el plantón en la vía 45, Ruta al Sur, expuso que se venían realizando diálogos con el alcalde Yhon Alber Mora, quien “nos ofrece por lo pronto, ‘El Parador’, el elefante blanco como todos le decimos”.

Haciendo alusión a la construcción realizada por la Gobernación del Huila y la Alcaldía de Hobo, en el 2007, con una inversión de cerca de $1.000 millones, que pretendía ser el lugar donde se ubicarían los vendedores estacionarios. “En este momento, el parador, donde está ubicado (que es) a la salida del pueblo, no es apto para nosotros. (Hay) una quebrada, donde hay una pesquera en la parte de arriba, (que) nos afecta, eso bota mal olor.  (El Paradero) es una parte donde nosotros vendemos alimentos”, explicó Polanía.

Desde la Asociación de Vendedores fundamentan su desacuerdo con la decisión de la administración, exponiendo que: “Nosotros con las anteriores administraciones ya hicimos la terapia de irnos para allá, y no nos funcionó. Nosotros en todo el día, solo como 4 personas vendimos de a 5.000 pesos”.

La presidenta concluyó que “de la plaza dependen todas las familias, nosotros dependemos de ahí, entonces a nosotros, no nos funciona ese parador, señor Alcalde”.

Presupuesto insuficiente

El alcalde Yhon Alber Mora, luego del llamado y la exigencia hecha por la comunidad, para que este llegara hasta el lugar donde se realizaba la manifestación, se trasladó para dialogar con los vendedores ambulantes y estacionarios de la plaza central. El mandatario estuvo acompañado de la personera municipal, Viviana Andrea Astudillo, y uniformados de la Policía.

En el lugar, Lizcano manifestó que: “yo asumo una responsabilidad administrativa; el trabajo de los alcaldes es responder problemas y en esa disposición he estado desde el primer día que recibí la administración”.

Durante su intervención, reconoció que una de las grandes limitaciones que tiene el Municipio de Hobo, es la capacidad económica para realizar obras que se adecuen a las necesidades, en este caso de los vendedores del parque principal “Simón Bolívar”.

“Yo entiendo el trabajo que han venido realizando y de las grandes limitaciones que tenemos nosotros en recursos, para poder realizar una infraestructura en condiciones dignas, para el servicio que prestan, con la comercialización de alimentos”, comento Mora.

Lo que genera gran preocupación, según el Alcalde, a la hora de llevar a cabo el cumplimiento de la orden de desalojo, “situación complejísima, porque el municipio de Hobo, no tiene los recursos, para reubicarlos de forma temporal y mucho menos para una infraestructura, ya que no se cuentan con los recursos”.

Ya al finalizar los diálogos con la comunidad reunida, se comprometió a “disponer todas las herramientas y todos los esfuerzos, para trabajar con ellos, y buscar una solución lo más pronto posible. Hemos dimensionado unas posibilidades de hablar con dueños de predios, que se encuentran sobre la Ruta al Sur, para mirar todas las viabilidades que nos permitan reubicarlos”, sin embargo, fue enfático en asegurar, que pensarse un proyecto en una variante podía exponerlos a la construcción de “un elefante blanco”.

Luego de casi mediodía de paro intermitente del tráfico, plantón, arengas y peticiones, los vendedores estacionarios de la plaza central de Hobo, llegaron a un acuerdo con la Alcaldía para levantar la manifestación y empezar el análisis de un predio que les permita un espacio digno de trabajo y que, además, no cercene a propios y visitantes, de probar las icónicas almojábanas hobeñas y otros productos que allí se venden.