La Nación
Violencia en Neiva: ¿Hasta cuándo? 1 5 agosto, 2021
EDITORIAL OPINIÓN

Violencia en Neiva: ¿Hasta cuándo?

La capital huilense fue escenario ayer nuevamente de un repudiable hecho de violencia protagonizado por jóvenes encapuchados: el ataque con bombas molotov o artefactos incendiarios contra las instalaciones de la iglesia cristiana Filadelfia, ubicada en inmediaciones del aeropuerto ‘Benito Salas’.

El hecho, que por fortuna no derivó en un incendio monumental debido a la intervención del Cuerpo de Bomberos, hace parte de la cadena de actos violentos que vienen sacudiendo a la ciudad desde finales de abril cuando se dio inicio al paro nacional.

No se ha tratado de hechos aislados. Ha sido más de una docena de actos de vandalismo, destrucción, saqueos y violencia desbordada, no propios en una ciudad como Neiva caracterizada por la tranquilidad.

Los neivanos han sido testigos en los últimos dos meses de la destrucción de monumentos, la quema de bancos y del peaje, los saqueos a establecimientos comerciales, la incineración de vehículos, el ataque contra dos CAI y un establecimiento educativo, la vandalización de entidades oficiales y medios de comunicación y ahora, la quema de una iglesia. Los protagonistas, en varios de los casos, han sido jóvenes encapuchados que han encontrado refugio en los predios de la Universidad Surcolombiana, que se supone es la casa de estudios más respetada que tiene la región.

¿Qué más sigue? ¿Qué pretenden demostrar? ¿Quiénes están detrás de esta ola de violencia desenfrenada? ¿Quién está dando las órdenes? ¿Quiénes están promoviendo tras bambalinas estos hechos? ¿Las autoridades, instituciones, gremios, la academia y los neivanos en general van a seguir permitiendo esta clase de actos violentos?

Los neivanos deben darle la bienvenida a la protesta pacífica, pero jamás deben consentir la violencia.

Ya es hora que las autoridades y la institucionalidad de Neiva se pronuncien y rechacen sin titubeos esta ola de violencia que tanto daño le hace a la ciudad.