La Nación
JUDICIAL

$1.500 millones de multa a conductor por transportar químicos

$1.500 millones de multa a conductor por transportar químicos 1 26 septiembre, 2020

En la cárcel permanecerá cinco años el conductor Carlos Arturo Pérez Camacho. El hombre transportaba 10 mil galones de solvente industrial utilizado por los narcotraficantes para el procesamiento de coca. Pérez ‘negoció’ la pena con la Fiscalía y deberá pagar además una multa de 1.600 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

 

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

 

“Puso en peligro la salud pública…”, dijo el juez, al condenar a cinco años de prisión al conductor Carlos Arturo Pérez Camacho, quien transportaba 10 mil galones de una sustancia química utilizada por narcotraficantes para el procesamiento de cocaína.

La pena fue ‘negociada’ por el transportador y su abogado con la Fiscalía, al conocer que en su contra el fiscal no solo tenía como prueba la incautación de la sustancia sino diez pruebas documentales que lo podrían llevar a una condena mayor.

Pérez Camacho, quien sería condenado como autor del delito de tráfico de sustancias para procesamiento de narcóticos, con la ‘negociación’ el fiscal le degrado la conducta a cómplice “como única rebaja compensatoria”, dijo el Juez Primero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

El togado legalizó el preacuerdo y además de confirmar la pena de cinco años, dejó en firme la multa de 1.600 salarios mínimos legales mensuales vigentes ($1.569.051.200), impuesta al conductor.

Señaló el juez que con la aceptación de cargos por parte de Pérez Camacho, quedó desvirtuada su presunción de inocencia. “Con la categórica aceptación por parte del incriminado de su responsabilidad al suscribir el preacuerdo con la Fiscalía…tiene la fuerza probatoria suficiente…para lograr desvirtuar la presunción de inocencia que lo ampara.

Pérez Camacho, de 34 años de edad, según el togado, tenía la capacidad de haberse negado a transportar la sustancia química, sin embargo fue su deseo hacerlo. “El acusado podía elegir entre varios comportamientos que se ajustara a los límites de lo social y legalmente permitido…lo cual no hizo, se le puede exigir responsabilidad por la acción que cometió”.

 

Los nervios lo delataron

El cargamento de la sustancia química que transportaba Pérez Camacho, en el tractocamión Kenworth T-800, de placa SND-035, fue descubierta en el puesto de control de efectivos de la Compañía de Operaciones Antinarcóticos de la región 2 de la Policía, instalado en inmediaciones del peaje Neiva vía al municipio de Aipe, el 9 de agosto de 2018.

Allí, los uniformados requirieron al conductor detener la marcha del vehículo, para registrar el remolque de placa 52256, al bajarse del tractocamión el hombre se puso nervioso cuando los policías le solicitaron los documentos. “Se mostró nervioso, no pudo explicar de manera clara el contenido de la carga, presentó tres copias de la remisión de la empresa señalaba que el vehículo tenía como destino el municipio de Puerto Asís (Putumayo), y transporta 10.000 galones de solvente industrial”.

El nerviosismo de Pérez Camacho, llevó a los uniformados a trasladar el tractocamión hasta la base de antinarcóticos, instalada a un costado del aeropuerto Benito Salas Vargas de Neiva, para verificar la carga. “Ante el comportamiento nervioso que se le observa al conductor se le solicita su autorización para ser trasladado a la base…”.

En la base de antinarcóticos, un grupo de investigación criminal antinarcóticos realizó la inspección al tractocamió, para identificar la sustancia que transportaba dentro del tanque cisterna. “Se sometió la sustancia al análisis físico y químico…determinando que resultó positiva para el hidrocarburo con características similares al disolvente No1…”, señaló el fiscal.

Agregó que le solicitaron al conductor el certificado de carencia de informes por tráfico de estupefacientes del Consejo Nacional de Estupefacientes “no presentó ningún documento que legitimara el transporte de dicha sustancia…”.

Precisó que además se encontraron anomalías  en la documentación. “Se realizaron las verificaciones de trazabilidad de la carga que movilizaba y la autenticidad de la documentación presentada, encontrándose irregularidades”.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia