La Nación
La justicia, entre pistolas y rosas 1 27 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

La justicia, entre pistolas y rosas

 

Alexander Molina Guzmán

 

Ya es hora que por el respeto que se debe merecer a la justicia no se le toque ni con el pétalo de una rosa. Pero es que ese respeto también se lo debe ganar la justicia en cada decisión que tome y eso depende de los jueces, pues ellos son los que deben evitar que la justicia se prostituya y actúe con dignidad.

 

El caso más delicado para obrar con dignidad lo tiene la Corte Suprema de Justicia en relación con el señor Álvaro Uribe Vélez, pues al final tendrá que tomar una decisión de condenarlo o absolverlo por presunta manipulación de testigos para que dieran versiones a su favor en los procesos que están en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismos; “vuelta” que le estaban haciendo el autodenominado “abogánster” Diego Cadena y otros emisarios.

 

Y en este asunto, es mejor las cosas claras y el chocolate espeso: Al señor Álvaro Uribe Vélez lo están acusando por ser presunto determinador (autor intelectual) en manipulación de testigos ¡Punto! No le están haciendo un juicio por perseguir a las Farc, ni eso es un plan de la “izquierda internacional” contra él, ni la corte está actuando por la masiva opinión de un parte de la sociedad que pide que él sea condenado…¡No! Como tampoco es cierto que él deba estar por encima de la Constitución y de las instituciones, pues sus más fieros defensores dicen que combatió a las Farc, que fue dos veces presidente, que ama a Colombia… Todo un cúmulo de elogios para dar a entender que por ese “servicio a la patria” deberían perdonarle todos los presuntos delitos en los cuales puedo haber incurrido; que ni siquiera se merece una detención domiciliaria. Hasta el presidente Duque se desaforó, pues prácticamente actuando más como subalterno de Uribe que como Presidente de la República le pide a la Corte Suprema de Justicia que lo deje libre. La senadora Paola Holguín fue más allá, pues le pidió públicamente a la reserva activa que salga a “defender la justicia, el Estado de Derecho, y la Democracia” en favor de su caudillo. Y esto sí es lo más peligroso, ya que a punta hasta de “pistoletazos” quieren amedrentar a la justicia.

 

Pero me temo que uno de los perjudicados puede ser Gustavo Petro, ya que en retaliación el Consejo Nacional Electoral puede terminar sancionándolo por los trescientos mil pesos que al parecer entraron como aporte a su campaña de unos servidores públicos; pero frente a la escandalosa financiación de la campaña de Iván Duque, no pasa nada.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia