La Nación
Construir paz en la diferencia 1 24 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Construir paz en la diferencia

 

            Luis Fernando Pacheco G.

 

La sociedad debe rechazar cualquier estigmatización hacia cualquier ciudadano en medio de las difíciles condiciones que el país atraviesa. En ello los medios de comunicación tienen un papel preponderante, porque pueden ser difusores de mensajes de construcción de paz o, por el contrario, de persecución y hostigamiento, en virtud de una mala interpretación del derecho a la información.

La paz se construye con el otro, con la alteridad, con la diferencia. Este profundo aprendizaje que la historia nos ha legado a partir de tantas historias de dolor, odio y posterior reconciliación, requiere un tiempo prudente, implica un profundo respeto a todas las partes y no debe forzarse. Pero las organizaciones del Estado han de procurar siempre estar por encima de esos discursos polarizantes y buscar acuerdos de reconciliación, estos nunca serán objetivos finales, sino puntos de salida para nuevas formas de entender nuestra compleja realidad después de tantas décadas de conflicto.

Por lo anterior, quienes hemos creído en la paz y la reconciliación tenemos el deber de defender con vehemencia y pedir respeto para Esmith Duarte Cano, Jefa de la Oficina de Paz y Derechos Humanos, cargo que yo mismo desempeñé hasta noviembre del año inmediatamente anterior durante la segunda mitad de la administración de Rodrigo Lara Sánchez.

Igual que todos, Esmith y su equipo merecen ser juzgados por sus acciones dentro de ese despacho, por sus cumplimientos de metas, por sus propuestas, por su atención y defensa de los derechos de la población víctima del conflicto armado (sin distingo de victimario), por el desempeño de sus diferentes funcionarios y por sus iniciativas para reconstruir tejido social en nuestra ciudad. Su vida personal (pasada, presente o futuro) es asunto que solo a ella compete.

Este país solo podrá superar la larga estela de dolor que los violentos sembraron, cuando aprenda a conversar y construir con el otro más allá del disenso, cuando las causas comunes pesen más que los intereses personales. Entonces habrá valido la pena todo el esfuerzo de estos años.

Antes de irnos. El Festival de Cine CINEXCUSA es probablemente el evento más importante en la materia de todo el sur del país y es patrimonio nuestro. Este año celebrará su XV versión; sin embargo, la pandemia del COVID-19 obliga a desarrollarla en la virtualidad. La invitación es a no perdernos cada uno de sus espacios culturales, estoy seguro que, vale la pena.

 @luisferpacheco

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia