La Nación
El caso Fajardo 1 12 abril, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

El caso Fajardo

 

Germán Palomo García

Revuelo ha causado el llamado a indagatoria por parte de la Fiscalía al candidato a la presidencia ex – gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo por no haber cubierto del riesgo cambiario al departamento en su condición de primer mandatario  de ese departamento hace 8 años como adquiriente de un crédito en dólares que modificó su condición inicial en pesos y que ha producido un incremento significativo de la obligación. Voy a referirme exclusivamente a la operación que motivó el llamado de la fiscalía y no a los aspectos políticos de la decisión del fiscal.

La operación es un llamado a muchos administradores territoriales que fácilmente endeudan a sus entes pensando en cumplir su programa de gobierno a cualquier costo. Escuché al candidato Fajardo en una entrevista radial dar sus explicaciones y me produjeron frustración pues es un matemático con capacidad para entender implicaciones financieras en las finanzas públicas. Argumentó que la operación fue una oferta de FINDETER, entidad del Estado.

Esto no obliga a ningún ente territorial a adquirir un crédito. Independiente de quien sea el prestamista, esta operación debe analizarse completamente, con todos sus efectos. Una teoría similar a la “jugadita” del hoy Ministro de Hacienda que “invitó” a muchos alcaldes a endeudarse porque una línea de crédito de la banca multilateral lo facilitaba. Las consecuencias ya se sufrieron. ¿Cómo es posible que se haya escogido un endeudamiento en dólares en lugar del existente en pesos? ¿Estaba cerrado el crédito en pesos? ¿Por qué? O, ¿el monto del crédito superaba la capacidad de colocación de los bancos? Tomada la decisión, El riesgo cambiario es una variable que afecta la operación en mayor o menor grado. Y no es un asunto de esoterismo o brujería como los defensores de oficio del Dr. Fajardo han argumentado insistiendo que nadie sabe cómo cambiará el valor del dólar. Sí hay quien sabe.

Son las analistas de riesgo cambiario  que ofrecen pólizas de cobertura contra ese riesgo y proyectan su posible valor en determinado tiempo. Pero, según Sergio Fajardo, sus asesores le recomendaron no tomarlo seguramente pensando en que no se presentaría un cambio brusco o sorpresivo de la divisa norteamericana y en que no era una exigencia legal. ¡Craso error! Una lección que invita a rodearse bien en las gestiones de gobierno. Ningún gobernante se las sabe todas y no está obligado a saberlo pero sí a quién llamar por su conocimiento y experticia. No se requiere una ley que me diga que debo cubrirme de un riesgo inevitable. Debo tomarlo.

Un buen caso económico financiero que invita a gobernantes y candidatos a ocuparse no solo de los votos sino a prepararse para evitar daños al patrimonio público que es el dinero de los colombianos.