La Nación
El Marco Fiscal de mediano plazo 1 5 julio, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

El Marco Fiscal de mediano plazo

 

Germán Palomo García

El gobierno nacional a través del ministerio de Hacienda acaba de presentar el Marco Fiscal de Mediano Plazo, MFMP, un mecanismo obligatorio para controlar el nivel de endeudamiento de la gestión pública definiendo indicadores de comportamiento tanto de ingreso como de gasto que justifiquen sus proyecciones. De entrada, se observa en el documento presentado por el Viceministro Técnico de Hacienda, Dr. Zárate, el fuerte impacto de la pandemia en la economía colombiana que ya se había proyectado y llevado a que la famosa regla fiscal se dejara de aplicar por su imposibilidad de cumplirla. El funcionario de Hacienda ratifica que la caída del PIB en este 2020 llegará a -5.5% pero espera un crecimiento para el 2021 de 6.6%. El déficit cerrará en -8.1% pero en 2022 alcanzará a -2.5% retornando a la senda tradicional de reducción de este indicador. En cuanto a la deuda pública total, se estima que llegue al 58.6% del PIB, ligeramente por debajo del límite de endeudamiento del país, 60% y que ya se ha venido aumentando para atender la pandemia. El Gobierno espera que en este año el barril de petróleo Brent esté en un promedio entre US$35 y US$40, y que el dólar esté “ligeramente por debajo” de $4.000.

Las anteriores cifras, al tiempo que justifican el MFMP, expresan la necesidad de una nueva reforma tributaria (sería la tercera de este gobierno) que se presentaría en el próximo año y que proyecta recaudos por 20 billones de pesos, casi tres veces lo que se obtuvo en la anterior reforma o Ley de financiamiento (7.5 billones de pesos). No se conoce la estructura de esta reforma que se conformará en el segundo semestre de este año y que tiene que contemplar una reforma integral que no solo tenga en cuenta a los asalariados que son los que más rápido se identifican como contribuyentes potenciales sino contemplar selectivamente la eliminación de beneficios fiscales injustificados. Pero, al respecto, vuelve a jugar el complemento de la reforma que es la  venta de activos del gobierno y, particularmente, ECOPETROL y algunas de sus filiales como CENIT y las Electrificadoras regionales que hace rato están en casilla, entre ellas la del Huila. Aunque se ha desatado una polémica sobre los recursos destinados para la pandemia pues el gobierno habla de 117 billones de pesos y estudios como el de la Universidad Javeriana lo ponen en duda al hablar de apenas 5.4 billones de pesos hasta ahora y considerando desembolsos reales y no pasivos contingentes, lo cierto es que la reforma tributaria resulta inevitable. Aún, como lo anoté, no se puede analizar algo que se desconoce pero los indicadores proyectados no invitan a algo distinto a esperar esa tercera reforma y que sea muy bien estructurada y objetiva.

 

1 comentario

Comenta!