La Nación
Buena vida

En Milán se respira moda

En Milán se respira moda 1 30 marzo, 2020

Los italianos conservan una larga tradición que se refleja desde las boutiques de sastres de barrio hasta las marcas más lujosas. De igual manera, han conquistado el arte del calzado y los bolsos.

Lina María Polanía

Milán tiene su propio encanto fashionista, aquí se respira moda, los italianos llevan en su sangre la elegancia y el buen vestir, cada persona que camina por sus calles así lo demuestra. Y es que cómo iba a ser de otra manera, si el sello Made in Italy, es sinónimo de excelencia, creatividad, artesanía, lujo en textiles y garantía en materiales de calidad.

No es ningún secreto que este país es la cuna de legendarios modistos como un Giorgio Armani o firmas como Gucci o Dolce & Gabbana.

Hay datos curiosos que giran alrededor de este tema, llaman mucho la atención. Por ejemplo, se organizan casi 70 desfiles y un poco menos de 90 presentaciones, paralelas al Fashion Week,  por temporada. Por cierto, para los interesados en asistir, hay varias maneras de conseguirlo. Una de ellas, es recibir invitación personal de una marca o acreditarse como prensa. Claro está, que también se organizan eventos abiertos al público que están en la agenda.

Los números no se quedan allí. La ocupación hotelera alcanza un 90% y si bien es cierto que los shows usualmente duran entre 10 y 15 minutos, la organización, lleva consigo toda una logística complicada que supera los millones de dólares por cada uno.

Nadie se imagina las cifras internamente, si hablamos del lugar puede costar hasta 100 mil dólares, otros 100 mil la contratación de peinado y maquillaje, los modelos otros 200 mil y a eso se suma iluminación, montaje, invitación, recuerdos y más.

Si llevamos nuestra irada a 1958, cuando iniciaba oficialmente la Semana de Moda de Italia, los desfiles se presentaban en cada esquina o calle de la ciudad. Claro, ahí entedí todo y el por qué esta ciudad tiene fama por su estilo.  ¡En las calles nacio todo!

Hoy en día, el tema está muy organizado y las grandes casas como Gucci, tienen su propio edificio en donde organizan su desfile temporada tras temporada y por mencionar otro ejemplo, Dolce & Gabbana también tiene su propia locación. Ese desfile es el más esperado por esta ciudad y allí tuve el privilegio de estar. Su edificio se llama Metropol y en esta oportunidad, para conquistar a los asistentes, nos dieron la bienvenida a sus invitados con un montaje típico de un taller de costura. Es decir, modistos y costureros estaban allí, confeccionando piezas, en vivo y en directo, con el fin de eseñarnos cómo el trabajo manual, es su fuerte y su valor agregado.

Por la pasarela iniciamos un viaje a través de la artesanía Italiana, lograda con la originalidad de las creaciones y la celebración a la feminidad.

Esta colección es vista como atemporal y al mismo tiempo como una memoria del estilo femenino sensual que siempre ha enmarcado las piezas del guardarropa de la mujer Dolce & Gabbaba.

Hay otro detalle que vale la pena mencionar de este show y es que las piezas tipo sastre juegan un papel esencial, así como la camisa blanca y los vestidos delicados como si fuesen tejidos por nuestras abuelas. El crochet y el tejido de punto le aportan dulzura y delicadeza.

Me encontré con un toque que le dio un giro desenfadado a la colección y fue el de abrigos y suéteres extra grandes. Jugaban de una manera juvenil y única. Por esta razón la casa liderada por Domenico y Stefano es la sensación.

La riqueza de esta firma de lujo, se expresó también en fibras naturales y el juego de volúmenes en la silueta, enamoraba por su manera de ser propuesta. Esta firma sorpresivamente se despidió por hoy, de las flores y se inundó de los clásicos por excelencia: el negro y el blanco. Así que para estar en tendencia busquemos esas piezas de fondo de armario de ese dúo de color y seguramente reinaremos. No lo digo yo, lo expuso Milán en su fascinante Semana de la Moda.

En Milán se respira moda 2 30 marzo, 2020

 

Comenta!