La Nación
Estabilización de los insumos agropecuarios 1 16 enero, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Estabilización de los insumos agropecuarios

Esperanza Andrade

En nuestras visitas a las zonas rurales del país una de las peticiones insistentes de la gente es la urgente necesidad de estabilizar y hacer competitivos los precios de los insumos agropecuarios, cuya dinámica impacta de manera directa los costos de las siembras y la producción final. “Senadora, es prioritario proteger los ingresos de los pequeños y medianos campesinos. Combatir los obstáculos que nos impiden acceder a los insumos agropecuarios con unos costos sensatos”, se repetía el clamor.

Por eso, cuando el Gobierno nos presentó al Congreso de la República el proyecto que crea el “Fondo para el Acceso a los Insumos Agropecuarios” no dudamos en alzar la mano y comprometer nuestro voto para hacer realidad tan noble iniciativa, clave para un sector que convoca a 1.600.000 familias responsables de alimentar a millones de hogares colombianos.  Y, además, planteado en el momento justo porque el campo arrastra desde hace años una grave crisis que hace tortuosa su viabilidad, con materias y fertilizantes que han aumentado hasta casi un 100%.

Ojo con esto, como lo advertí en el trámite en Senado: en Colombia el mercado de insumos agropecuarios mueve al año alrededor de $4,94 billones. $2,37 billones para el segmento de fertilizantes; $1,54 para plaguicidas; y $1,03 billones para medicamentos veterinarios y vacunas. Por eso, la urgencia de una política integral que provea y resuelva las problemáticas.

Con esos antecedentes, celebramos que el presidente Duque haya sancionado la Ley, procurando entre lo más pronto en vigencia para promover el uso eficiente, competitivo, racional y sostenible de los insumos agropecuarios.

Y porque establece 0% de arancel a las importaciones de materias para la agricultura y ganadería, y define crear un fondo, con recursos de casi $70.000 millones el primer año y confirmada financiación anual, para beneficiar a los pequeños y medianos productores y mejorarles la rentabilidad. Hoy, casi que trabajan a pérdida, eso no puede ser ni continuar. Esta ley dignifica la vida de nuestros campesinos y busca poner en cintura aquellas empresas nacionales o extranjeras que tienen la infortunada costumbre de elevar los precios de las materias primas con cualquier excusa, como viene ocurriendo recientemente.

De nuestra parte, anunciamos total seguimiento al proceso de implementación y aplicación, con información permanente de las diferentes entidades e instancias responsables, para contarles, amigos, de los  avances y resultados. La salvación del campo no la dejaremos en el papel, porque a esta iniciativa, ojalá, le sigan nuevas más para la su reactivación económica y social.

Con fe y esperanza, siguiendo con el trabajo conjunto de la bancada huilense, con la gracia de Dios, confiamos así será. ¡Le hemos cumplido y seguiremos cumpliendo al campo nacional. Feliz año, para todos!