La Nación
Jaime Bautista, taxista desaparecido: fue secuestrado, torturado y asesinado 1 1 diciembre, 2020
JUDICIAL

Jaime Bautista, taxista desaparecido: fue secuestrado, torturado y asesinado

11 personas fueron capturadas señaladas de participar en el secuestro y homicidio del taxista Jaime Bautista, quien había desaparecido en Neiva. Los móviles se relacionan con una deuda que uno de los secuestradores tenía con la víctima. LA NACIÓN conoció en exclusiva minuciosos detalles de este crimen.

 

Astrid Hernández Ospina

 

Desde el pasado 14 de septiembre, familiares y amigos de Jaime Bautista, lo buscaban desesperadamente ante su misteriosa desaparición; desde entonces pocas noticias se empezaron a conocer de su paradero, pocos días después el carro fue hallado abandonado pero del rastro del taxista nada se sabía. Así empezó esta cruel historia que hoy tiene en los estrados judiciales a 11 personas, señaladas de ser partícipes en la planeación y ejecución del crimen.

El profesional del volante fue movilizado en su propio vehículo, fue sacado de la ciudad al parecer con engaños, pues según investigaciones de las autoridades, la persona encargada de movilizar al hoy asesinado, fingió ser un pasajero y tomar un servicio, situación que no despertó ninguna sospecha en el señor Bautista.

Días después de reportado como desaparecido, el taxi fue hallado abandonado en el municipio de Yaguará, pero el paradero de su propietario seguía siendo incierto, pese a que investigadores del GAULA estaban al tanto de la situación.

Planeación y ejecución

En primicia, LA NACIÓN conoció escalofriantes detalles que dejaron al descubierto todo un plan macabro en el que participaron 11 personas y que hoy, ya están en poder de las autoridades.

La muerte de Jaime se relaciona con una cuantiosa deuda que tenía uno de los implicados en el crimen, con el señor; por lo tanto planeó secuestrarlo con el fin de creer saldada la cuenta, pues los planes eran iniciar las extorsiones a familiares, teniendo por entendido que el hoy occiso además de su profesión como taxista, también era prestamista.

La víctima fue trasladada por los delincuentes hasta un apartado sector en inmediaciones a la represa de Betania, zona rural de Yaguará, desde allí iniciaron las extorsiones para la familia Bautista Charry, a la que le exigían un aproximado de $450 millones, para ver de nuevo con vida a su ser querido. Sin embargo, la millonaria cifra estaba muy lejos de ser lograda para la familia, no había dinero y así lo hicieron saber a los secuestradores, quienes no respetaron la vida del taxista y al cuarto día de cautiverio lo asesinaron a sangre fría. Así lo confirmó a este medio de comunicación una fuente judicial.

A Jaime lo tenían amarrado de pies y manos y una cadena rodeaba su cuello; allí los 11 sujetos entre estos algunos conocidos de la víctima, decidieron asesinarlo, y sin compasión lo degollaron; las suplicas de la víctima no fueron suficientes para que se le respetara la vida y mientras agonizaba desangrado, sus captores cavaban la que iba a ser su tumba, y así, poco después lo enterraron y escaparon del lugar creyendo tener un crimen perfecto. Las autoridades ya encontraron los restos. Familiares de la víctima hasta último momento y casi dos meses después, seguían conservando la esperanza de ver con vida a su ser querido, el hombre de aproximadamente 45 años de edad, oriundo de Algeciras y neivano por adopción, el hermano, tío, primo, amigo que hoy todos lloran.

Finalmente, personal del GAULA mediante interceptaciones, rastreo de cámaras de seguridad, testimonios, entre otro material probatorio, lograron vincular a los hoy detenidos en el proceso y así hicieron efectivas las órdenes de capturas que se llevaron a cabo el día martes en la madrugada, en los barrio Villa Colombia, Villa Ferry, Villa Magdalena, Galindo y Brisas del Veneno, en el norte de Neiva.

Los responsables que hasta el cierre de esta edición se encontraban en audiencias, deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, homicidio, secuestro y tortura.

es_COEspañol de Colombia