La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Malos planes de desarrollo

Malos planes de desarrollo 1 10 abril, 2020

Eduardo Gutiérrez Arias

En Colombia la Constitución Nacional en sus artículos 339 y subsiguientes y la ley 152 de 1994, ordenan a los gobiernos nacional, departamental y municipal, formular un Plan de Desarrollo para sus 4 años de administración, estableciendo procedimientos para su elaboración, ejecución y evaluación. El plan debe estar aprobado por el órgano legislativo respectivo al concluir el sexto mes de la administración. Allí deben quedar consignados los principales objetivos y metas del programa de gobierno. Sin embargo la formulación del plan se ha convertido en una especie de ritual que poco contribuye a una verdadera planeación del desarrollo, especialmente en los departamentos y municipios más pobre del país. El Huila no se escapa de este problema.

Varios factores conspiran para impedir que muchos departamentos y municipios tengan eficaces procesos de planeación. a) La carencia de buenos sistemas de información. Ni las oficinas de planeación, ni las diferentes secretarias están adecuadamente digitalizadas ni cuentan con un registro eficaz y actualizado de los procesos misionales y administrativos que cumplen. Por eso cuando se va a formular el plan, la información que de que se dispone es generalmente deficiente y pobre. b) Los equipos planeadores que se contratan carecen de la experticia necesaria y con mucha frecuencia esta labor se encomienda a amigos del gobernante más para pagar favores políticos que para garantizar un buen producto. c) Ausencia de visiones estratégicas adecuadas para el progreso del territorio. Aunque el Huila posee estudios de prospectiva estratégica y competitividad departamental algunos de los cuales van hasta el año 2050, en más de una ocasión estos estudios no son consultados al formularse los planes plurianuales. d) Definición de objetivos y metas muy poco ambiciosos con el criterio de que hay que facilitar el cumplimiento de los mismos. Por ejemplo, en el Plan de Desarrollo “Neiva, la Razón de Todos” una de la metas educativas es incrementar la cobertura de niños y niñas en preescolar del 86% al 87% entre el 2015 y el 2019. Si las siguientes administraciones de la ciudad son igual de cautas en sus propósitos necesitaríamos 52 años, hasta el año 2072 para que todos los niños neivanos puedan tener acceso al preescolar.

Si a todo lo anterior sumamos el hecho que por carencia de rentas propias los planes de los entes territoriales son financiados con transferencias del nivel central, que en su mayoría se adjudican con criterio clientelista y politiquero, tendremos la mejor explicación de porqué nuestros procesos de planeación son tan ineficaces.

Comenta!

Zona de Suscriptores