La Nación
HUILA

Más de 1.000 quejas por desmedidos cobros de servicios públicos

Más de 1.000 quejas por desmedidos cobros de servicios públicos 1 28 septiembre, 2020

En Huila el mayor número de requerimientos corresponde al servicio de acueducto; las empresas prestadoras responden y Superservicios también fijó compromisos.

 

Caterin Manchola

huila@lanacion.com.co

 

En Huila el mayor número de quejas recepcionadas por la Superintendencia de Servicios Públicos (Superservicios) son por concepto de acueducto, seguido de energía eléctrica y de último gas natural.

Entre el primero de enero al cinco de junio en total se han presentado 1.073 requerimientos desde diferentes rincones del departamento.

El mes con más procesos fue mayo cuando los opitas interpusieron más de 200 quejas, seguido de abril con 99.  La tercera parte de estas han sido derechos de petición.

El panorama lo entregó ayer la superintendente de Servicios Públicos Natasha Avendano García, invitada a un debate organizado por el congresista Jaime Felipe Losada y en el que participaron personeros de distintos municipios.

Luego de escuchar la situación expuesta desde diferentes localidades, la Superintendente también recordó cuál es el proceso para interponer una queja. Indicó que “la primera instancia siempre debe ser ante el prestador del servicio público, es este quien tiene la obligación de responderle al usuario por todas las inconformidades que tenga, no solamente con su facturación, sino con el servicio”.

Y agregó: “es obligación darle una respuesta en los tiempos le ley y que esta sea de fondo”, es decir, 15 días hábiles y una contestación clara, que satisfaga al usuario. Si eso no se da, el ciudadano puede acudir a la Superservicios.

La tesis de mayor consumo

En el debate también participaron voceros de las diferentes empresas prestadoras de servicios públicos. Frente a las quejas por los altos costos, que es el inconformismo más grande por parte de los opitas, Juan Gabriel Murcia, vocero de Electrohuila recordó que el subsidio básico es hasta los 173 kilovatios – hora en Neiva y 130 kilovatios-hora en Pitalito, pero además indicó que la refinanciación varía si se supera este porcentaje. Y que la tarifa viene igual desde marzo.

También anotó que la trifa de energía comprada por Electrohuila se ha aumentado debido al bajo nivel de los embalses,  “lo que estamos comprando se ha duplicado en precio”.

Frente a las tarifas, dijo que el clima ha repercutido en “incrementos en el consumo por parte de las personas, la temperatura ha sido superior a lo normal, y están más tiempo en casa debido a la cuarentena, por eso el 40% de los usuarios están consumiendo de manera exagerada”.

Y agregó, “antes de que ningún alcalde y gobernador hubieran tomado medidas, nosotros dimos la instrucción de no hacer más suspensiones del servicio a nuestros usuarios, en principio era por un mes, luego salieron los decretos y desde comienzo de marzo no suspendemos; también procedimos a hacer reconexiones. Y si no pueden pagar la deuda se le difiera a 36 o 24 meses, dependiendo del estrato”.

Por su parte el gerente general de Surgas, Camilo Lozano, también subrayó que según cálculos de la empresa más de 9.500 usuarios consumen más metro cúbico de lo normal durante la cuarentena. El consumo de subsistencia para este servicio está establecido en 20 metros cúbicos.

William Fernando Oviedo, gerente general de Alcanos, informó que se han visto incrementos entre el 15% y el 21% en los estratos uno y dos.  Y admitió que “en abril tuvimos una reclamación del segmento comercial y con toda la razón; los PQRs que traíamos para la zona del Huila eran en promedio de 432 peticiones mensuales, en dicho mes, se doblaron a 1.058, y básicamente el 60% de este aumento fue por parte de dicho sector económico, que tuvo la liquidación de sus facturas con el promedio. Y es que sí hubo establecimientos que no tuvieron consumo, pero se les liquidó por promedio”.

El gerente también manifestó que se continuará con el proceso de ley para resolver los percances suscitados en los usuarios.

La Superintendente se comprometió a desarrollar mesas de trabajo y capacitaciones con los personeros de los municipios Neiva, Pitalito, Garzón y La Plata  acerca de cómo interponer correctamente quejas para que estos sean multiplicadores en sus comunidades, y los procesos surtan efecto.

“Estamos convencidos de que escenarios como estos, en el que las empresas participen y les den las explicaciones a sus usuarios ayudan a que se mejore la prestación del servicio”, resaltó.

Al término del debate, el congresista Jaime Felipe Losada dijo que el seguimiento al cobro de las tarifas de los servicios va más allá de las afinidades políticas. “Se trata de que todos halemos para el mismo lado y que todos tratemos de darle solución a nuestra gente. Rogarles el favor a los señores gerentes que estén muy atentos a las solicitudes de las comunidades; ojalá que abran cuanto antes las oficinas”.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia