La Nación
Masacre laboral 1 27 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Masacre laboral

Alexander Molina Guzmán

 

Algunos han negado la masacre de las bananeras ocurrida en los primeros días del mes de diciembre de 1928, y la negación se centra en el número de personas que murieron asesinadas por las balas de ejército colombiano (los colombianos matándose entre sí, como siempre ha ocurrido). Para esos negacionistas “la tal masacre no existió”, pues en comparación con los miles de trabajadores que laboraban en esas bananeras los muertos fueron tal vez nueve,  tal vez cerca de cincuenta y nunca los tres mil que relató Gabriel García Márquez en Cien años de soledad.

Por estos días, en la ciudad de Bogotá, fueron despedidos más de cuarenta trabajadores de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), de manera unilateral y sin justa causa; todos sindicalizados, algunos trabajadores llevaban más de quince años laborando y más de uno decidió encadenarse ante esa masacre laboral.

La empresa dice que no es masacre laboral, pues esos despidos no sobrepasan el 5% de la planta de personal. Es decir, otra masacre que se niega al considerar que el número de masacrados es “poco” frente al total del personal que labora para la empresa.

Pero aclaremos: Una masacre es “la matanza de personas, por lo general indefensas, producida por ataque armado o causa parecida”. Por lo menos, así está definido en nuestro diccionario. Entonces, el que hayan sido asesinados diez, cincuenta o tres mil personas en la masacre de las bananeras no es el asunto. El asunto es que fueron  asesinadas muchas personas indefensas y se configura como masacre. Igual pasa con esos despidos masivos de la ETB de Bogotá, muchas personas masacradas laboralmente y es una masacre laboral, así lo quieran negar.

La ETB argumenta que esa es una “estrategia corporativa” para competir en el mercado. Ahora resulta que para competir en el mercado, las empresas públicas deben hacer masacres laborales para cumplir con “estándares de competitividad”. Esa es una manera de decir que están alistando a la empresa para entregarla a la voracidad del capital privado, quitándole “un peso de encima”…masacrando trabajadores. Eso fue lo que sucedió con la masacre de las bananeras, por exigir mejores condiciones de trabajo fueron asesinados muchos trabajadores con el objetivo de proteger los intereses de United Fruit Company. Y así pasó en la ETB, enviaron hasta la policía para garantizar que la masacre laboral se consumara.

Bueno, esa es una prueba de lo que le espera a los trabajadores colombianos en el gobierno de Duque, pues Peñalosa y Duque es la misma vaina. Vamos a ver qué comienzan a decir ahora esos trabajadores que apoyaron mansamente al nuevo Presidente.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia