La Nación
Nuevas variantes alejan más la inmunidad de rebaño 1 17 octubre, 2021
TEMA DEL DÍA ACTUALIDAD

Nuevas variantes alejan más la inmunidad de rebaño

La totalidad de los municipios huilenses no han inmunizado completamente ni siquiera al 50% de su población, mientras la presencia de nuevas variantes está cambiando las reglas para alcanzar la inmunidad de rebaño. Acevedo, Suaza y Guadalupe, son las poblaciones opitas más alejadas de esta meta, clave en la lucha contra la pandemia.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

A seis meses del inicio de la vacunación contra el COVID-19 en el Huila, 14 municipios ni siquiera han inmunizado el 20% de su población, 15 no han completado el esquema ni del 40% de sus habitantes y tan solo 8 se acercan, de lejos, a la inmunidad de rebaño.

Pese a las diferentes estrategias que aplican los municipios, el avance es lento, pues pesa más la desinformación que se difunde en las redes sociales y las creencias de la gente.

Y si bien el departamento registra una destacada efectividad en aplicación de los biológicos recibidos, y en las afueras de distintos puntos de vacunación se observan largas filas de personas, la falta de vacunas de algunas farmacéuticas se ha convertido en un problema.

El secretario de Salud del Huila, César Alberto Polanía Silva afirmó que el país y el departamento esperan llegar a inmunidad colectiva en diciembre de este año, es decir, lograr que más del 70% de la población esté vacunada, “aunque desde luego esta meta está sujeta al envío de las vacunas por parte del Ministerio de Salud”.

Los datos entregados por la Secretaría de Salud Departamental detallan que, Agrado, Baraya, Elías, Nátaga, Tesalia, Tello, Teruel y Villavieja integran los 8 municipios con mayor desempeño en el plan de inmunización, al registrar más del 40% de su población con el esquema completo de vacunación, los cuales se encuentran menos alejados a la inmunidad colectiva.

Mientras Acevedo, Guadalupe, Suaza, San Agustín y Tarqui lideran el listado de las 14 poblaciones huilenses más rezagadas en el proceso de vacunación, pues ni siquiera han inmunizado totalmente el 20% de sus habitantes.

Principales municipios

En el top de los municipios más ‘quedados’ en el plan de inmunización está Pitalito, donde 16.760 personas han recibido dos dosis y 1.045 la única dosis, reportando así apenas un 13,73% del total de su población complemente vacunada contra el coronavirus.

Igualmente, La Plata registra un porcentaje bajo de habitantes con el esquema completo de vacunación; allí, en 10.061 personas han sido aplicados dos biológicos y en 198 la dosis única. De esta manera, en esta localidad del occidente del Huila solo el 16,31% de la población está totalmente inmunizada.

En el caso de Garzón el panorama es más alentador, pues 27.477 ciudadanos cuentan con el esquema completo de vacunación, los cuales equivalen al 36,75% de los habitantes del municipio.

Entre tanto, en Neiva, según la Secretaría de Salud del Huila, 109.522 personas están totalmente vacunadas y se ha alcanzado el 29,81% de rendimiento con miras a la inmunidad de rebaño.

En definitiva, según la Secretaría de Salud del Huila con corte del 23 de agosto, solo 284.744 personas tenían completo su esquema de vacunación en el departamento.

Algunas dificultades

La escasez de vacunas para aplicación de segundas dosis, sin duda, es una de las barreras que impiden completar con mayor velocidad esquemas de vacunación, y así avanzar a la inmunidad de rebaño, según han explicado las autoridades sanitarias.

Es de resaltar que, si bien desde el Ministerio de Salud se anunció que cerca de 2 millones de dosis llegarán a Colombia en la segunda semana de septiembre, ayer miércoles se conoció que el sector privado del país, liderado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia ANDI, prestará cerca de 200.000 vacunas Sinovac para suplir la escasez.

Adicional a este desabastecimiento de algunos biológicos, se suma que el Ministerio de Salud actualizó los lineamientos técnicos para la aplicación de vacunas anticovid en el territorio nacional.

Y es que, en la última resolución, Minsalud estableció que a las personas de 12 a 49 años sin comorbilidades se les aplicará la segunda dosis de la vacuna de Pfizer con un intervalo de 12 semanas, es decir 84 días, y no 21 días como se venía suministrando.

Esto implica que esta población se demorará cerca de dos meses más para completar su esquema de vacunación. En el caso de Neiva, con corte al 23 de agosto, el 14 % de las personas de 40 a 49 años contaban con su esquema completo, y solo el 3% de las personas de 15 a 39 años estaban totalmente inmunizadas.

El Ministerio de Salud también anunció que la segunda dosis de Moderna se aplicaría a 12 semanas y no a los 28 días, que es el tiempo mínimo de espera.

Más personas a vacunar

De otro lado, desde esta semana el porcentaje de las personas vacunadas para alcanzar la inmunidad de rebaño aumentó, según los lineamientos del Ministerio de Salud, debido a la presencia en el país de variantes de preocupación como Alfa Delta y Gamma.

Es decir, que ahora se requiere que el 80% de la población esté inmunizada para garantizar la protección de todos los habitantes. Este aumento provoca que hoy falte un mayor número de personas por vacunar para lograr la inmunidad de rebaño.

Así lo explicó Lina Triana, presidenta de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, quien afirmó que los altos contagios de las nuevas variantes prolongan en el tiempo el objetivo de alcanzar esta meta.

“Se ha hablado que la inmunidad de rebaño se alcanza con el 70% de la población inmunizada, pero cada vez llegan nuevas cepas que contagian más y esto hace que cambien los porcentajes de población que necesitamos para la inmunidad de rebaño”, indicó.

“Vemos con preocupación que están cambiando los porcentajes y por eso cada vez más se corre la tan anhelada inmunidad de rebaño que queremos alcanzar”, agregó.

Por su parte el infectólogo, Carlos Álvarez, afirmó que “a medida que aparecen variantes y los mismos cambios en la tasa de contagio, hacen que ya no sea un 70%, sino probablemente más de un 80%. Es decir, en realidad podríamos estar hablando entre un 80% y un 85% y esto no es porque antes se haya dado un concepto equivocado, sino sencillamente porque las mismas dinámicas de la infección ha ido cambiando”.

Panorama en Colombia

A pesar de que el principal discurso del Gobierno Nacional frente a la vacunación anticovid ha sido el alcance de la inmunidad de rebaño, para la que se necesitan 35 millones de colombianos con esquemas de inmunización completos, el Ministerio de Salud y Protección Social advirtió que es muy probable que esta meta sea prácticamente imposible de alcanzar.

Se trata de un concepto técnico que ni siquiera es nuevo, pero que resurgió luego de un trino del jefe de la cartera de Salud, Fernando Ruiz, quien advirtió que “desde junio el Ministerio de Salud de Colombia ha actualizado su posición sobre umbral de inmunidad de rebaño con nueva evidencia científica. Las variantes cambiaron el juego. La estrategia no es un % sino la reducción de mortalidad y severidad de la enfermedad en grupos de riesgo”.

Este mensaje llegó acompañado con un documento elaborado por la dirección de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud. En el mismo, se puede leer que, si bien se pensaba que se necesitaba que el 70% de los habitantes de un territorio, en este caso Colombia, contara con el esquema de vacunación completo, nuevos estudios revelan que existe una posibilidad “de que no sea posible alcanzar la inmunidad de rebaño o inmunidad colectiva para el caso de este virus o que, de alcanzarse, se requiera un umbral mucho más alto al inicialmente proyectado, del 90% de la población inmunizada o más”.

Para sustentar esta idea, la cartera citó cinco motivos clave, que se exponen a continuación: “Las vacunas aprobadas hasta ahora son altamente eficaces para prevenir las enfermedades sintomáticas, los casos graves y la muerte por covid-19, no obstante, aún no está claro si todas las vacunas protegen a las personas de infectarse o de transmitir el virus a otros, lo cual plantea un problema para la inmunidad colectiva”.

Sin embargo, agrega “ya existe evidencia de que varias de las vacunas aprobadas para su uso en Colombia reducen la transmisión a nivel comunitario, aunque esta efectividad podría verse afectada debido a la emergencia de nuevos linajes como la variante Delta. Evidencia preliminar sugiere que esta variante afecta la efectividad para reducir el contagio y la transmisión comunitaria”.