La Nación
Otra vez el dilema economía vs la vida 1 24 junio, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

Otra vez el dilema economía vs la vida

Por: Germán Palomo García

 

Cuando se inició ya hace más de un año el confinamiento obligatorio para que las instituciones de salud a todos los niveles se prepararan para atender la pandemia del Covid-19 y se redujeran significativamente los contagios, el efecto económico del cierre fue catastrófico. Miles de negocios quebraron y los pocos que continuaron a menos de media marcha lo hicieron aprovechando las líneas especiales creadas por las entidades gubernamentales aunque muy por debajo de los requerimientos en los principales sectores productivos además del crédito ordinario del sistema financiero.

El comercio, la construcción y la industria aún hoy esperan una reactivación efectiva la que ha sido anunciada ampliamente por el gobierno a los distintos niveles nacional y territoriales y fijada la fecha de junio 8 (ayer martes) eliminando muchas de las restricciones vigentes hace 14 meses. Pero han ocurrido dos hechos que vuelven a poner el dilema sobre la vida y la economía.

El primero, el violento estallido social por el fallido proyecto de reforma tributaria que ya pasó de 40 días con bloqueos viales que han generado, según los voceros de los distintos gremios de la producción, pérdidas de 14 billones de pesos que no estaban en las cuentas de nadie y que han contribuido a dificultar la recuperación de la economía que, aunque aún en terreno negativo, ya mostraba mejora en los indicadores de desempleo y producción. El segundo, y simultáneamente, el ritmo de los contagios y muertes por la pandemia están mostrando las cifras más altas desde su aparición. Hoy, la ocupación de las camas UCI están en su mayor porcentaje (más del 97%) en las principales ciudades del país y el promedio de fallecidos en los últimos cuatro días supera los 500. Sin embargo, la reactivación se mantiene según lo acordado a pesar de que comunidades médico – científicas mayoritariamente han solicitado que el Decreto 777 sea derogado no solo por las cifras actuales sino porque, según el presidente del Colegio Médico de Antioquia, todo el personal médico y el administrativo está agotado y por el bloqueo muchos no han podido cumplir con sus turnos. No obstante, La respuesta respaldada por los gremios es que la única solución es el autocuidado sin importar que ya hay más de seis millones de vacunas aplicadas.

La situación es compleja pues los meses de confinamiento no frenaron el contagio, el nivel de estos es el mayor en todo el periodo y la economía ya no aguanta más encierros y la situación fiscal también es insostenible. Nada es más importante que la vida pero ya nos tocó a nosotros preservarla. Usar el tapabocas sigue siendo un imperativo y es nuestra decisión mantenerlo como se exige. Dura realidad.