La Nación
“Podemos ser un país minero” 1 29 noviembre, 2021
Entrevista

“Podemos ser un país minero”

El presidente de la Asociación Colombiana de Minería, Juan Camilo Nariño, habla con LA NACIÓN y hace un llamado a “agilizar los trámites mineros y ambientales que permitan la exploración en el país”. Dice que es clave rodear los proyectos mineros. También se refiere al área minera estratégica para exploración de fosfatos declarada en el Huila.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

Para el presidente de la Asociación Colombiana de Minería, Juan Camilo Nariño, la industria minera será vital para “la movilidad eléctrica que todos soñamos, el transporte público más eficiente y sin emisiones que todos merecemos y sobre todo la ilusión de vivir en países que generen energía de manera más diversificada y limpia”.

Aquí está el diálogo que el dirigente gremial sostuvo con LA NACIÓN.

 

¿Cuál es la radiografía hoy de la actividad minera en el país?

El sector minero ha mantenido una participación en la economía nacional cercana al 2% en donde se destacan minerales como el carbón, el oro, el níquel y las esmeraldas. A nivel regional la actividad tiene una participación que supera un tercio de las economías del Cesar y la Guajira y es cerca del 7% de la economía de Córdoba. El sector aporta al país más de 5 billones de pesos entre: rentas, regalías, otros impuestos y contribuciones socio-ambientales.

Dr. Nariño, ¿Qué impacto tiene la industria minera en la economía colombiana?

Además de las contribuciones fiscales y socio-ambientales, la minería aporta al desarrollo de las regiones con encadenamientos y empleo. Se estima que por cada peso que se genera en minería, se generan más de 2 pesos adicionales en otros sectores gracias a los más de 14 billones de pesos anuales que se realizan en compras de bienes y servicios –en un año normal–. En este mismo sentido, por cada empleo directo que se realiza en minería se generan más de 4 empleos indirectos. Finalmente, es de destacar que de acuerdo al Dane los ingresos salariales de la actividad son mucho más altos que el promedio de las otras actividades. Gracias a todo esto es que en los municipios mineros las necesidades básicas insatisfechas se han reducido 28 puntos porcentuales en los últimos 25 años.

¿Cuáles son los proyectos mineros que sacan la cara por el sector?

Las operaciones de carbón, níquel y esmeraldas son un referente a nivel mundial por su tamaño y capacidad de producción. Igualmente, vale la pena destacar los proyectos auríferos de minería empresarial donde alrededor de 5 proyectos generan el 25% de la producción nacional.

¿Por qué el cobre es el futuro de la minería?

De acuerdo a Goldman Sachs para 2030 la demanda adicional de este mineral clave para la transición energética y los compromisos de cambio climático, alcanzarían 5,4 millones de toneladas en un escenario base y hasta 8,7 millones de toneladas si la adopción de tecnologías verdes se acelera. Latinoamérica –liderado por Chile y Perú– es el principal productor mundial de cobre, además países como Ecuador y Panamá vienen desarrollando importantes producciones de cara al mercado internacional. Precisamente, Colombia cuenta con una localización privilegiada donde la condición geológica sugiere que existen grandes depósitos de este mineral como se ha venido evidenciando en algunos proyectos mineros. Es así como el potencial geológico del país y las tendencias en la demanda de minerales establecen que el cobre es una apuesta en la que el país tiene gran oportunidad.

Dr. Juan Camilo, ¿Sí es posible una minería que genere un impacto positivo en materia social y ambiental?

Claro que lo es. La minería bien hecha ya lo hace. Gracias a sus aportes en los municipios mineros las necesidades básicas insatisfechas se han reducido 28 puntos porcentuales en los últimos 25 años. Adicionalmente es de destacar que en los municipios mineros de extracción aurífera donde prevalece la presencia institucional de la minería empresarial las necesidades insatisfechas son 23 puntos porcentuales inferiores que en los municipios donde prevalece la minería artesanal. En municipios como la Jagua de Ibirico –municipio que mayor cantidad de regalías mineras recibe– las necesidades insatisfechas bajaron de 72% en 1993 a 21% en 2018.

¿Hay como tal un sistema de buenas prácticas?

Desde el sector hemos sido pioneros en buenas prácticas a nivel mundial. Precisamente, en el marco del Congreso Nacional de Minería, anunciamos la adopción del Estándar de Minería Sostenible, TSM, un sistema de desempeño desarrollado por la Asociación Minera Canadiense que mejora las prácticas ambientales y sociales en el sector minero, de esta manera damos otro gran paso en materia de sostenibilidad. El desempeño en TSM se evalúa a través de un conjunto de estándares detallados  en materia ambiental y social, que incluyen cambio climático, administración del agua, relaciones indígenas y comunitarias, seguridad y salud en el trabajo, conservación de la biodiversidad, manejo de crisis y prevención del trabajo infantil y forzado. TSM nos ayudará a impulsar la mejora continua y a asegurar el apoyo para las actividades mineras por parte de las comunidades donde opera.

¿Por qué muchos, incluyendo gobernantes, siguen viendo la minería con malos ojos?

La extracción ilícita de minerales juega un papel clave en la opinión pública en contra de la minería. Debido a que su impacto ambiental y social no tiene ningún control se confunde con la minería bien hecha y que cuenta con estándares internacionales que así lo garantizan. Es fundamental diferenciar la minería de la extracción ilícita para entender mejor el sector.

Dr. Nariño, ¿Y qué tanto daño le ha hecho la minería ilegal a la industria formal?

Nosotros no llamamos minería a la “minería ilegal”. Se trata de extracción ilícita de recursos y no solamente le hace daño a la industria en términos de reputación, sino al país porque son millones de pesos los que deja de percibir el Estado y por ende los colombianos, con recursos que pueden invertirse de manera correcta en el desarrollo del país.Usted ha dicho que “la manera como estamos llevando hoy la discusión pública en relación con el presente y futuro de la industria minera nos va a llevar sólo a un sitio: al fracaso y a la división”, ¿Por qué razón?

El mundo que todos queremos para nuestros hijos y para los que nos suceden necesita de más minerales. La movilidad eléctrica que todos soñamos, el transporte público más eficiente y sin emisiones que todos merecemos y sobre todo la ilusión de vivir en países que generen energía de manera más diversificada y limpia; requiere de muchas más minas en Colombia y en Latinoamérica. Precisamente el sector será vital para construir ese mundo más verde que todos soñamos. Esta realidad y hechos sólo nos dejan un camino: construir entre todos un entendimiento mejor, crear una conversación en torno al desarrollo de la industria minera más técnica, más honesta; con menos políticos e intereses electorales y más universidades, centros de innovación y de pensamiento.

¿Cómo ve la hoja de ruta que tendrá el país para intensificar las labores de exploración minera en el territorio nacional durante los próximos años?

Es fundamental agilizar los trámites mineros y ambientales que permitan la exploración en el país. También es clave rodear los proyectos mineros y permitir que se desarrollen nuevas minas para crecer el sector, potenciar sus aportes en el territorio y además enviar un mensaje a la inversión extranjera de que en el país se puede hacer minería: esa es la mejor política de exploración que puede desarrollar Colombia. Tenemos un potencial de triplicar las inversiones en exploración y podemos aprovecharlo siendo más eficientes y apostándole a ser un país minero.

Dr. Juan Camilo, ¿Qué importancia tiene el Huila en la actividad minera? ¿Con qué ojos es visto el departamento dentro de la industria?

En este momento el 0,6% de la economía del Huila es por minería. Sin embargo existen proyectos en exploración que podrían incrementar dicha participación y contribuir con el desarrollo regional.

Recientemente, el Gobierno Nacional ha declarado en el Huila una nueva área minera estratégica para exploración de fosfatos, ¿Qué significa eso?

Significa que el país ha generado una apuesta por explorar el territorio en la búsqueda de minerales estratégicos –como los fosfatos, oro y otros polimetálicos– toda vez que las condiciones geológicas indican que el departamento tiene un potencial en la identificación y explotación de este mineral.

En el gremio de la minería, ¿Hay alguna preocupación sobre el futuro del sector si en las próximas elecciones presidenciales gana un determinado candidato?

Las elecciones siempre generan cierta incertidumbre sobre el futuro del país y por supuesto para la minería también existe esa incertidumbre. Uno de los principales elementos para las decisiones de inversión en un país es la seguridad jurídica y para ello es fundamental tener unas instituciones sólidas que permitan el cumplimiento de las reglas establecidas para la inversión. La minería es un sector que piensa en el mediano y largo plazo para su desarrollo de ahí la importancia de rodear la institucionalidad minera y por supuesto la del país.