La Nación
INVESTIGACIÓN

Se ‘derrumbó’ torre para pacientes contagiados

Se ‘derrumbó’ torre para pacientes contagiados 1 27 mayo, 2020

Insólito. La Torre Materno Infantil, que lleva 44.000 millones invertidos, no serviría para enfrentar la mitigación de la pandemia. Las adecuaciones hechas, puro maquillaje. Lo grave: misteriosamente se robaron la tubería de la red de gases medicinales. 

 

RICARDO AREIZA

La torre materno infantil, proyectada como centro de atención para pacientes Covid, quedó descartada definitivamente.

El edificio, convertido en el ‘rey de los elefantes blancos’, con inversiones que superan los 44 mil millones de pesos, tampoco podrá adecuarse como sede para mitigar la pandemia.

La obra se proyectó hace diez años como una alternativa para atender los alarmantes indicadores de mortalidad perinatal, una de las más altas del país.

Increíble pero cierto. De los 22.000 metros de construcción solo se han intervenido 800 metros en el primer piso, una zona para Rayos X (que no ha llegado) y el Plan Canguro, inaugurados en diciembre de 2018.  En total la obra lleva 44.000 millones de pesos.

El último contrato para la puesta en marcha del área de consulta externa y urgencias de pediatría, tampoco se terminó. El contratista exigía un presupuesto adicional.

“A ese contrato de 5.000 millones estaban pidiendo otra adición cercana a los mil millones de pesos. Ahí es cuando yo asumo el cargo y frenó esa adición por mala planeación”, explicó la funcionaria.

El Gobernador en la última reunión de la junta directiva paró esa adición que le habían llevado para que la aprobara el Confis, el 27 de marzo. El mandatario seccional no la autorizó y esperó para tomar esa decisión porque estaba pendientes de las instrucciones del Gobierno Nacional sobre los nombramientos de los nuevos gerentes. La iniciativa quedó en manos de la actual gerente.

“A ese contrato mal planeado, no le voy adicionar un solo peso. No voy a caer en ese juego perverso de permitir que los recursos públicos se sigan perdiendo por falta de planeación”, explicó la gerente del hospital universitario. El contrato está en liquidación.

Se ‘derrumbó’ torre para pacientes contagiados 2 27 mayo, 2020
El área de extensión no garantizaba el suministro de oxígeno a los pacientes.

Adecuaciones

Las adecuaciones iniciales anunciadas por el ex gerente de la entidad, dos días antes de haber hecho dejación del cargo, no servirán para atender probables pacientes infectados en el pico de la pandemia. No solo no tenían las camas requeridas, sino, que esencialmente, no tenía las condiciones sanitarias apropiadas para la atención de estos pacientes en los picos más altos de la pandemia.

Las áreas carecían de la línea de oxígeno, vital en esta emergencia sanitaria. Tampoco los puntos eléctricos. Y lo peor: la costosa tubería para transportar los gases medicinales, se la habían robado, misteriosamente, sin que nadie se hubiera percatado.

Aunque parezca insólito, el área no estaba acondicionada como se suponía, ni se ajustaba a los protocolos. Tampoco existía un plan operativo, clave para la fase de mitigación.

“Como la administración anterior había dicho que esa iba a ser la torre covid-19, pues nos fuimos a hacer la visita y encontramos que con las intervenciones que habían hecho se les había pasado por alto un detalle grande: No tenía controles eléctricos para que pudiera funcionar todo el sistema de aireación de la torre, incluidos los gases medicinales, es decir, la red por donde va el oxígeno”, reveló la gerente del hospital, Constanza Sastoque.

Los sistemas de suministro de gases medicinales, una serie de redes de distribución y lazos de control permiten que el oxígeno llegue al paciente con la misma calidad con la que es producido.

Insólito robo

Lo que no esperaba la funcionaria era otra garrafal sorpresa.  Las redes metálicas usadas para la conducción de oxígeno a presión hasta los puntos de consumo, fueron arrancadas por desconocidos.

“Cuando llego al segundo y tercer piso me encuentro con la gran sorpresa: se habían robado la tubería por dónde van los gases medicinales, el oxígeno”, confirmó.

La tubería de cobre estaba instalada en el cielo raso, cubierta con dryball, no estaba a la vista, y por lo tanto, no estaba al alcance ni era de fácil acceso para cualquier incauto.

“Los ladrones debían conocer no solo la ubicación, la forma de extraerlas, sino el alto costo.   “Sin embargo, entraron sigilosamente y se llevaron solamente esa  tubería”, explicó la funcionaria.

El caso fue reportado a las autoridades judiciales. También se ofició a la Procuraduría para que determine la eventual responsabilidad de los encargados de su custodia.

Las razones

La imposibilidad de garantizar el suministro de oxígeno a los nuevos pacientes afectados por el agresivo virus, frenó la utilización de esas instalaciones para paliar esta emergencia.

“De manera que estos pisos, sin puntos de oxígeno no pueden funcionar. Además había que realizar otras obras, es decir los pisos no estaban listos”, afirmó.

“Esa fue la principal razón para descartar este lugar. Sencillamente no había puntos de oxígeno. En esta crisis, lo que necesitamos es garantizar oxígeno. Para poder soportar pacientes Covid-19 tenemos que tener  bien ventiladores, bien monitores o bien líneas de oxígeno. Pero en este caso, lo que encontramos era que no estaban y la tubería se la habían robado”, confirmó Sastoque.

Se ‘derrumbó’ torre para pacientes contagiados 3 27 mayo, 2020
La red fue desmantelada y la tubería de cobre, robada.

Plan B

Ante esa situación se puso en plan operativo y un plan B, apoyado por médicos pediatras, intensivitas y neonatólogos.

“La idea era llevar a esos pisos la unidad de pediatría. El tercer piso para pediatría, neonatos, niños oncológicos,  nos los llevamos para allá para evitar que se nos contaminen. En ese piso funcionará el área de pediatría no covid”, anticipó.

En cambio, en sus instalaciones se adecuará para los nuevos pacientes que puedan llegar afectados por el nuevo virus. Igual con otras áreas esenciales que serán reconvertidas, y otras que serán áreas extendidas.

En otros sitios, se harán las adecuaciones en el mismo hospital para que puedan funcionar para los pacientes Covid.

Dos edificios aledaños a la torre, serán arrendados para habilitarlos para esta emergencia. Los contratos de arrendamientos se están perfeccionando.

Adicionalmente, el centro comercial Orange, facilitado en comodato por seis meses, será acondicionado para el archivo de las historias clínicas y su actual sitio, con algunas adecuaciones se utilizará para instalar nuevas áreas para pacientes infectados.

La gerente del Hospital inició todo el proceso de señalización, priorización de las áreas, readecuación de varios sitios, reconversión y extensión de áreas.

 

¿Torre de papel?

La primera fase costó   28.071 millones de pesos, de los cuales, el gobierno departamental aportó con recursos de regalías petroleras, 16.289 millones de pesos y el resto el hospital incluyendo avalúos, diseños, adquisición de predios e interventoría. No pudo terminarse. Ahora las inversiones ascienden a 44.000 millones y  terminarla y dotarla, según los cálculos costaría otros 60.000 millones.

Otras sorpresas: las dos torres  no estaban comunicadas entre sí,  ni tenían incluyó aire acondicionado en las áreas de consulta externa y hospitalización.

Con recursos de regalías, aprobados por el Ocad, se destinaron 8.804 millones de pesos para la dotación de la torre. Luego se invirtió otra suma similar y sigue inconclusa.

Ahora, cuando se requería para atender la más grave amenaza de salud pública, la obra monumental, tampoco sirvió como se planeaba.

Las adecuaciones, según conceptos se utilizarán para las áreas de pediatría para niños con otras patologías, distintas a Covid-19

Se ‘derrumbó’ torre para pacientes contagiados 4 27 mayo, 2020
El área será utilizada para la unidad pediátrica.

 

Descalabro financiero

La obra inicial fue adjudicada al consorcio colombo-español Lopesan Fronpeca  por un valor de 23.362 millones de pesos. El consorcio no pudo cumplir con el cronograma ni terminó la obra, como estaba previsto. Sólo ejecutó $5.216 de los $7.008 millones que le giraron de anticipo.

La obra comenzó en noviembre del 2011 en medio de serios inconvenientes de diseño, invierno, falta de suministros, y desde luego, temas financieros

Según el cronograma inicial la primera fase debía entregarse el 23 de octubre de 2012. Pero no pudo.

Aunque Lopesan Fronpeca certificó que tenía una liquidez del 1,5 del valor del contrato, una capacidad de endeudamiento del 50% del valor del contrato y un capital de trabajo igual o mayor al 60% del contrato, el flujo de recursos no se vieron reflejados en la ejecución de la obra. Por el contrario, esa iliquidez terminó entorpeciendo   el desarrollo de la obra.

Según el arquitecto Hugo Alberto Parra, director de la primera interventoría, los cortes de obra en los nueve primeros meses representaron inversiones que oscilaron entre 200 y 1.000 millones de pesos, un promedio de 500 millones de pesos mensuales, cuando el monto debería ser 4.000 millones mensuales. “Con ese flujo financiero la ejecución la obra tomaría por lo menos dos años más de lo previsto, concluyó el experto.

La empresa, según la propuesta, debería tener por lo menos 12.000 millones de pesos disponibles para ejecutar la obra. Pero eso no ocurrió.

Los consorciados Lopesan Asfaltos y Construcciones Sucursal Colombia sólo contaban con un capital asignado de 50 millones de pesos aproximadamente, según lo certificó la Cámara de Comercio de Bogotá (julio 29 de 2011). El consorciado Herreña Fronpeca Sucursal Colombia sólo reportaba un capital asignado de $118.33 millones, como lo comprobó LA NACIÓN.  En estas condiciones el consorcio colombo español no contaba con una suficiente capacidad financiera, adecuada para desarrollar el megaproyecto que demandaba inversiones superiores a los 28.0071 millones de pesos.

Trayectoria

La constructora Herreña Fronpeca opera en el mercado colombiano desde hace seis años.  La sucursal Colombia fue constituida en la Cámara de Comercio de Bogotá el 13 de junio de 2007.

A finales de 2008 forma parte del consorcio ganador del túnel de la Línea, por un valor de 320 millones de dólares y de varios proyectos del sector público. Lopesan, con sede en Las Palmas de Gran Canaria (España) comenzó su actividad en el año 1972. La sucursal Colombia (Lopesan Asfaltos y Construcciones) fue constituida mediante escritura pública 0961, el 8 de abril de 2011.

 

 

 

7 Comentarios

concepcion olaya 19 abril, 2020 at 11:07 am

Ahiiiii tenemossssss!!!!!! ese gordiflon q hubo de GERENTE, UN PICARO descarado; no entiendo cómo personas q conocian y sabian de 1a. mano las triquiñuelas de este ladrón no lo denunciaron, no entiendooooo; una no puede hacer nada, que impotencia. Ese repícaro le va a dar un infarto en la panza.

Respuesta
IVAN 20 abril, 2020 at 9:24 am

Y pa cuanto la denuncia en la procuraduría y fiscalía.. ??

Respuesta
Armando Puertas 19 abril, 2020 at 12:45 pm

ese ladron tiene nombres propios los Gonzalez Villa, hicieron y deshicieron con ese elefante blanco q nunca va a servir para nada, y los organismos de control sordos y ciegos, carlos julio y cielo cagados de la risa con la plata debajo del colchon.

Respuesta
Angel Adrian 19 abril, 2020 at 1:51 pm

Eso es obra del ex gerente chucho Castro, todos saben que fue gracias a su irresponsabilidad a la hora de dirigir

Respuesta
Pepe laguma 19 abril, 2020 at 5:14 pm

Y entonces que ,ni detenidos,ni pena de muerte,ni cadena perpetua, y así como si nada dos obras casi pegadas como símbolo del impío y la desonradez y el pueblo cruzado de brazos y sin pegar el grito ni exigir condenados,ahh verdad que estamos en Colombia,en Neiva,ahh verdad que aquí robar es tan común como comer arroz. Noo ni para que cierto,a nadie le duele lo ajeno es de suponer,solo lo que le costó, y como Colombia no es del pueblo que se lo lleven. Y el retraso ,la pobreza,los impuestos mayores, las víctimas , etc. Degenerado país de ladrones putrefactores de la mismísima mierda.cancer ratas,ñ.

Respuesta
JOAQUIN EMILIO GARCIA 20 abril, 2020 at 10:06 am

Los organismos de control deben hacer una investigación exhaustiva, investigar y sancionar a los responsables. Hace rato que el HUILA es un foco de corrupción y a nadie sancionan. Cómo es posible que los recursos de la alimentación de los niños desnutridos (PAE) y ahora los de su salud y la nuestra se los roben descaradamente y nada suceda?
Recordemos que un personaje muy vinculado con políticos muy reconocidos y hasta parientes y con mucho poder en el Huila ” se robó ” la plata de la comida de los niño,. Y saben que pasó: Se acogió a confesión en la fiscalía, devolvió algo así como dos mil millones, pero se robó más de cincuenta mil millones y muy orondos y campante logro la prisión domiciliaria en sus lujosos apartamentos o fincas mal habidas. !! qué horror!! Los Huilenses clamamos justicia…..pero YA!!

Respuesta

Comenta!