La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Un tema bastante espinoso

Por: Sergio Felipe Salamanca

Esta semana vuelve a ser noticia en Colombia un tema que, a pesar de ser tabú, siempre ha logrado despertar las más profundas pasiones y ser una fuente de acalorados debates, me refiero al aborto. Todo comenzó con el anuncio a inicios de esta semana, de que al interior de la Corte Consticional se prepara una ponencia que propone despenalizar el aborto durante las primeras semanas de embarazo, ponencia que de ser acogida, traería consigo el cambio más significativo en la materia desde la expedición de la revolucionaria sentencia C-355 de 2006.

Cabe mencionar que, en Colombia, salvo las normas contenidas en el Código Penal, todo lo relacionado con el aborto ha sido “reglamentado” por medio de la jurisprudencia constitucional, la cual, desde hace catorce años ha venido trabajando con los tres supuestos bajo los cuales es posible abortar sin que exista sanción: 1. Malformación del feto, 2. Violación y 3. Que el embarazo ponga en riesgo la vida de la madre. Ahora bien, en la práctica estos supuestos trasladan la carga de la prueba a quien solicita el aborto, lo cual ha dado lugar a que se presenten casos en los cuales, las entidades de salud se niegan a practicarlo, aduciendo que no se encuentra debidamente probada la causal, llevando a que la gestante tenga que iniciar un proceso de acción de tutela, mientras su embarazo sigue avanzando.

De acuerdo con la información que se encuentra publicada en línea, la ponencia que prepara el magistrado de la Corte Constitucional Alejandro Linares, se encuentra dirigida a despenalizar el aborto durante las primeras semanas de embarazo, lo cual, desde mi punto de vista, traería consigo dos importantes consecuencias: 1. Por un lado, implementaría un límite temporal para solicitar el procedimiento; y 2. Aliviaría la carga probatoria a la que actualmente se enfrentan quienes se encuentran dentro de los tres supuestos para solicitar el procedimiento.

En este punto, me gustaría resaltar el rol protagónico que han desempeñado nuestros jueces, al haberle puesto el pecho al tema y haber sido pioneros en su “reglamentación”. De igual forma, considero necesario que el Congreso defina una postura al respecto y legisle la materia, esto con el fin de que todas las personas que intervienen en este tipo de procedimientos (especialmente los médicos), dispongan de un marco legal completamente definido.

Relacionadas:

Una mirada hacia la familia Alienación parental

La Nación

Qué inseguridad la de mi ciudad

La Nación

Se desinfla la protesta social

La Nación

Suscribase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con las últimas noticias, eventos y mucho ms.
Suscribase
Suscribirse Ahora
close-link