La Nación
“Paralizar Neiva otra vez es prolongar la agonía” 1 27 octubre, 2020
Entrevista

“Paralizar Neiva otra vez es prolongar la agonía”

 El exalcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, rompe el silencio a 10 meses del mandato de su sucesor, Gorky Muñoz. Cuestiona su amenaza de confinar a la ciudad de nuevo. Dice que no le conoce su “gestión” y prende las alertas por la contratación directa en Empresas Públicas.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

A 10 meses de haber salido del primer cargo de Neiva, el exalcalde Rodrigo Lara, evalúa públicamente por primera vez a su sucesor, Gorky Muñoz Calderón.

Lara Sánchez, quien actualmente está dedicado a su profesión como médico cirujano y a la docencia, comienza por cuestionar la amenaza del mandatario de confinar a la ciudad de nuevo ante el avance del coronavirus. “La solución más fácil es decir que nos vamos otra vez a un encerramiento”, dice.

Sobre estos primeros 10 meses de gobierno de Gorky, Lara dice que no le conoce su “gestión” y prende las alertas por la contratación directa en Las Ceibas Empresas Públicas. “Si se lo ganó el de El Charco, Nariño, en un proceso licitatorio abierto, bienvenido, que lo ejecute, que lo haga. Pero, no a la contratación directa”, subraya.

Si además de leerla, quiere ver y oír la entrevista completa con el exalcalde Rodrigo Lara, lo puede hacer conectándose a partir de las 10 de la mañana de hoy a las cuentas del Diario LA NACIÓN en Facebook, Youtube e Instagram.

 

Siete meses después de la llegada de la pandemia, ¿Qué radiografía tiene?

Como país, escogimos controlar la pandemia con las cuarentenas, mientras supuestamente nos preparábamos para incrementar la capacidad hospitalaria y con la esperanza del desarrollo de algún remedio o medicamento. Después, cuando se empezó a liberar, ha faltado algo muy importante: el trabajo epidemiológico. Países como China, Japón y Vietnam hicieron mucho testeo y el seguimiento a cada caso. Yo creo que allí, nosotros perdimos mucho el control de la pandemia. Nos ha faltado buscar a los contactos directos y explicarles. La gente se queja de que llaman y nunca van a hacerle la prueba. Yo conozco casos. Nunca llegaron, pero tampoco los orientaron. O les hicieron la prueba, pero nunca le preguntaron por la familia. Hemos fallado y es lo que estamos viendo con el incremento en el número de casos. A veces, queremos echarle la culpa a la población, pero yo creo que hay un componente de Estado para lograr un mejor control de la epidemia. En Latinoamérica, Uruguay es un ejemplo de trabajo epidemiológico. Tenemos que seguir mirando cómo mejorar para enfrentar lo que viene.

 

¿Por qué no está de acuerdo en que se vuelvan a los confinamientos?

No lo digo yo. Lo dice la Organización Mundial de la Salud y lo han explicado los epidemiólogos y expertos. Lo que hay que hacer es no olvidar ese trabajo de diagnóstico temprano y aislamiento selectivo. Yo creo que esos confinamientos totales como los que vivimos, ya no son la opción. Ya vimos las afectaciones en la parte económica, el empleo y la productividad. Si mantenemos los protocolos de bioseguridad, podemos seguir enfrentando la pandemia. La solución más fácil es decir que nos vamos otra vez a un encerramiento y ese no es el camino porque podemos hacer otras actividades mucho más efectivas en el control de la epidemia.

 

A mitad de semana usted expuso este argumento y la secretaria de salud, Lina Rivas, le respondió diciendo que “no sabía en qué municipio vive el exalcalde”, ¿Tiene algo para responderle?

Es su manera de ver, pero lo que le puedo decir es que yo sí trabajo todos los días con pacientes; estoy todos los días en centros hospitalarios y estoy muy activo en conocer una realidad. Esto que estoy diciendo no lo digo por capricho sino después de reflexionar, de leer, de estar viendo hacia donde se mueve esta pandemia. Esto no es un tema de egos, de si yo lo he hecho bien y vengan y me aplaudan, porque creo que hay mucho por corregir y mucho por mejorar. La gestión pública es una constante mejora. Lo que estoy diciendo sobre el confinamiento lo digo con mucha seriedad y responsabilidad. Paralizar la ciudad con mayores problemas económicos es prolongar la agonía. Por ejemplo, el tema de los bares, de los sitios de gran afluencia de personas, allí es donde tenemos que actuar como autoridad, allí es donde debemos mostrar resultados. No podemos bajar los brazos, jamás debemos dejar de trabajar en este tema que puede resultar agotador, pero es lo único que nos permite un verdadero control mientras logramos tener una vacuna disponible o un medicamento que mitigue la enfermedad.

 

Usted que es médico cirujano, ¿Cómo ha sido su labor en medio de la pandemia?

Hemos aprendido a convivir. El personal de salud siente miedo. Somos las personas más expuestas, que estamos en contacto directo con pacientes a diario y no por eso, hemos dejado de atenderlos, en el caso mío, de operarlos, de ofrecerles un alivio. En medio de ese temor, venimos trabajando y aprendiendo cómo enfrentar esta pandemia. El sector salud se ha venido preparando cada día más, pero todavía queda una gran duda: el reconocimiento a ese esfuerzo. Aún hay personal de salud que no cuenta con garantías laborales.

 

Las siguientes preguntas se las hago en calidad de exalcalde, al hombre que gobernó a Neiva por cuatro años. ¿Cómo ha visto la gestión de su sucesor, el hoy alcalde Gorky Muñoz?

Yo he sido muy respetuoso porque entiendo la gestión pública, pero creo que quedaron muchos proyectos en desarrollo como vías, placas-huella, más de dos mil mejoramientos de vivienda, las obras de mitigación sobre el río Las Ceibas, entre otras. Cuando uno empieza una Administración lo que hace es terminar lo que ya viene. Cuando nosotros llegamos en el primer año tuvimos que acompañar la terminación del Parque de la Música, la avenida Inés García, el parque Mirador del Sur, la cancha de Canaima. Y no llegamos a llorar ni a quejarnos, llegamos para solucionar, porque uno puede durar uno o dos años echándole la culpa al anterior mandatario. A mí, por ejemplo, me preocupa un tema que no lo he visto terminado todavía: el Caimi. También el patinódromo. Entiendo las dificultades por la pandemia, pero creo que en la manera en que se ejecuten estos recursos públicos, se genera más empleo y desarrollo. Hay que también buscar gestionar. Yo no conozco la gestión este año, cuántos recursos se han logrado bajar del Gobierno Nacional para desarrollar las obras que necesita la ciudad. Yo creo que falta mucho trabajo.

 

¿Le ha sorprendido la ‘lluvia’ de investigaciones disciplinarias contra el gabinete del actual Alcalde en tan poco tiempo?

Claro, por supuesto. Y duele porque son recursos para invertir en estos momentos de crisis. Ojalá, estas investigaciones concluyan en algo. Todos estamos expuestos a procesos de investigaciones, pero es un tema que preocupa. La transparencia no es solo el índice de la Procuraduría. Nosotros recibimos el Municipio muy bajo en el índice de la Procuraduría y lo entregamos en el 97% en el último año. Qué bueno que continuaron, pero eso es solo un punto de mucho otros que implica un gobierno abierto, que los procesos de contratación sean de conocimiento. A mí me preocupa, por ejemplo, que se haya incrementado el monto de contratación directa en las Empresas Públicas de Neiva. Eso es algo en lo que hay que poner los ojos. Uno de los proyectos más grandes que dejamos fue el de la línea que le va llevar al agua a todo el sur de la ciudad, de $12 mil millones, y se hizo de manera abierta, con múltiples oferentes. No podemos limitar estos procesos a una decisión personal. Necesitamos pluralidad de oferentes, de donde sea. Si se lo ganó el de El Charco, Nariño, en un proceso licitatorio abierto, bienvenido, que lo ejecute, que lo haga. Pero, no a la contratación directa.

 

La Administración de Gorky Muñoz está pensando en endeudar al Municipio en $60 mil millones, ¿Qué opina?

Tenemos una situación económica bastante difícil. Tiene que sentarse muy bien a analizar cómo van a estar las finanzas del Municipio en el marco fiscal de mediano plazo. Nosotros solamente obtuvimos $20 mil millones de endeudamiento durante cuatro años, que fue lo único que aprobó el Concejo. Las obras del Sistema Estratégico de Transporte están allí, pasamos de un 3% a más de un 50%, dos intercambiadores, más de 50 kilómetros de vías. Yo estoy de acuerdo en que todos necesitamos de un endeudamiento, pero en qué lo va a invertir, cómo lo va a invertir, cuáles serán esos proyectos que tendrán un impacto en el desarrollo de la ciudad.

 

Frente al Caimi y el patinódromo, ¿En qué quedaron estos proyectos?

Son obras que vienen de mucho tiempo atrás. El Caimi viene desde el 2007. Nosotros recibimos una primera parte terminada y una segunda parte en obra negra. Nosotros buscamos los recursos para terminarla y para su funcionamiento. ¿Qué sucedió? Cuando fue a hacerse la habilitación completa, se encontró que no cumplía la primera parte que supuestamente estaba terminada. Cobramos las pólizas ante el incumplimiento del contratista. Estos recursos fueron depositados en la Administración Municipal. Al final, dejamos contratada la solución a estas falencias de la primera fase y eso es lo que estamos esperando. Sobre el patinódromo, recibimos los diseños y se inició la primera fase. Nosotros aportamos $6 mil millones más y creo que han tenido algunas dificultades en el sistema de iluminación. Lo importante es que se termine, que le prendan el acelerador para que no terminen abandonadas.

 

Por lo visto, usted sigue conectado a la realidad local, ¿Está pensando en volver a la política?

Cuando las sociedades dejan a los peores administrar lo público, los resultados no son los mejores. Por eso, necesitamos que la gente buena se meta a la política. Hay que dejar de hablar de que todos son ladrones, son corruptos, que todos son iguales, y hay que empezar a buscar gente buena que llegue a ocupar los cargos públicos. Llegamos sin comprar un líder, sin comprar un voto, con una campaña modesta, logramos gobernador sin comprar el Concejo. Con el apoyo de la comunidad, logramos sacar adelante cuatro años de gestión. Yo creo que la vida le depara a uno los caminos. Hoy, estoy nuevamente en lo que me gusta hacer, el ejercicio de la medicina; estoy también como decano de la facultad de salud de la Fundación Universitaria Navarra, en donde estamos trabajando por la calidad de la educación. Nunca he dejado lo público porque lo público es algo que me ha permitido disfrutar, ayudar, contribuir y poner un grano de arena como mucha gente lo debería hacer. Ese camino de la política está presente, no puedo desconocerlo. Salgo a la calle con la cara en alto, no tengo nada que esconder. Siempre lo he dicho: mis manos están limpias. Lo único que hice fue trabajar y servir durante cuatro años y esa es mi carta de presentación para lo que sigue en política.

 

¿Le suena la Gobernación del Huila?

Siempre será un reto interesante poder ocupar un cargo de elección popular como la Gobernación. Es mejor el Ejecutivo, tiene más retos. Pero, yo creo que hay que esperar una realidad, terminar este tema de la pandemia que nos ha afectado tanto. Estoy muy concentrado en un proyecto educativo. No he decidido todavía. Me halaga muchísimo cuando la gente lo propone y me lo expresan. Esa decisión la tomaremos más adelante, con la familia, con los amigos.

 

DESTACADOS:

“Lo que estoy diciendo sobre el confinamiento lo digo con mucha seriedad y responsabilidad. Paralizar la ciudad con mayores problemas económicos es prolongar la agonía”

“A mí me preocupa, por ejemplo, que se haya incrementado el monto de contratación directa en las Empresas Públicas de Neiva. Eso es algo en lo que hay que poner los ojos”

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia