La Nación
¿Debería hacerse otro día sin IVA en medio de la pandemia? 1 13 mayo, 2021
ECONOMÍA

¿Debería hacerse otro día sin IVA en medio de la pandemia?

La exención del impuesto sobre las ventas tiene como propósito promover la reactivación de la economía colombiana, en el marco del estado de emergencia económica, social y ecológica; pero también podría borrar los avances en la contención del covid-19 y aumentar el gasto requerido para hacerle frente, sostienen expertos.

huila@lanacion.com.co

Mandatarios locales, sobre todo a quienes la situación se les salió de control y necesitaron apoyo de la Policía Nacional para retomar el orden, aprecian como poco acertada la idea de realizar una nueva jornada de exención especial del impuesto sobre las ventas (IVA), en medio de la pandemia.

Por su parte expertos como el economista y director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, ya había advertido de otros problemas de la jornada, tales como que en realidad no aumenta el consumo, complica la administración tributaria, está mal focalizada, y, además, una parte del ahorro se queda en los vendedores.

Ayer, luego de haber concluido parte del inédito día de compras, economistas lanzaron otra serie de análisis.

“Gastos en tiempos de ahorro”

 El economista, exdirector ejecutivo de Fenalco, capítulo Huila, y docente de la Universidad Surcolombiana, Carlos Salamanca Falla recordó que el día sin IVA es una estrategia que propuso Iván Duque desde su campaña y que ahora, como presidente, hace realidad; “tenía un sentido populista que funcionó en términos de votos, pero desde el punto de vista económico no generaba las mejores expectativas”, dijo.

Actualmente el Estado, en medio de una crisis económica y social, promueve dicha opción como un mecanismo para incentivar la reactivación económica que, para el docente, “efectivamente ha logrado un efecto importante en la intención de compra de los colombianos y en beneficio del comercio y del empleo”, destaca; pero “este esfuerzo tiene un efecto en la economía familiar al motivar también gastos en tiempos de ahorro. Además, ocasionaría posibles efectos negativos en la salud, en esta época de un posible pico del virus covid-19”, advierte el economista.

Minúscula posibilidad de reactivación

Para el economista y ex director de Planeación del Huila Germán Palomo García, lo que transcurrió ayer es una demostración de indisciplina social, “la gente se olvida del posible contagio, corre riesgos, no hay forma de controlar las aglomeraciones y, tiene uno que decir, no hubo el control adecuado al ingreso de los establecimientos comerciales”.

Desde su punto de vista económico, la jornada es también una buena demostración de que “es posible lograr unas metas de reactivación del sector comercio, que ha sido uno de los más golpeados por la pandemia”.

Destacó que los comerciantes cuyo inventario era antiguo, lograron aprovechar la estrategia, porque además de la reducción del IVA lanzaron promociones.

“Es una posibilidad de reactivación, por supuesto, pero no será muy grande. El análisis que se hizo hablaba de que podía generar ingresos por $2,5 billones a nivel nacional, de manera que frente a la parálisis que tiene la economía es un valor bastante reducido, pero algo es algo”.

 “Desaforada reacción por comprar”

El economista, docente e investigador Oscar Rujana resalta que como medida de mejoramiento tributario para el consumidor, la exención de ayer y las próximas a realizarse el 3 y 19 de julio, “no son del todo viables”.

Indicó que la demanda atraviesa un momento difícil y el Gobierno Nacional debe enfocarse en otra clase de oportunidades para el consumidor, mas no “desaforadas acciones de consumo que no han sido bien compensadas desde los comerciantes; el reacomodamiento de precios no ha sido en beneficio del consumidor”, y trajo a colación las alzas en algunos precios, que actualmente están siendo investigadas por la Superintendencia de Industria y Comercio.

“Hace falta una verdadera evaluación de las necesidades, de cultura financiera, desafortunadamente vemos una desaforada reacción por parte de algunas personas, es un consumo irracional donde no se prevén las consecuencias en el corto plazo”, explicó.

Las dos restantes

Si se deberían o no realizar las dos jornadas restantes de la exención del impuesto sobre las ventas, lo dirán los balances en términos de las autoridades de salud y el comercio, para constatar si en realidad los beneficios se vivieron a nivel general o, por el contrario, sólo fue para las grandes superficies. “Debemos esperar las cifras de los comerciantes, para ver si las próximas jornadas sin IVA se debe robustecer el comercio electrónico y disminuir la congestión y el contacto físico”, concluyó el economista Carlos Salamanca.

En esa misma línea, Palomo García también enfatizó en los controles, pues “sería un riesgo mucho mayor al que contemplamos en la primera jornada; de ahí la molestia de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, hay que analizar no solo el tema económico, sino el aspecto social. Si se incrementan los contagios terminará el mismo Gobierno Nacional aumentando los recursos que requiere atender la pandemia; además, se ha desprendido del valor del IVA que tampoco lo recuperará”.