La Nación
“El Gobierno sabía del riesgo que estaba causando la EPS” 1 27 septiembre, 2022
Entrevista

“El Gobierno sabía del riesgo que estaba causando la EPS”

El suspendido director de Comfamiliar del Huila, Luis Miguel Losada, rompe el silencio y se refiere por primera vez a la intervención de la Caja por parte de la Superintendencia del Subsidio Familiar. Defiende su gestión y dice que el Gobierno sabía del riesgo que estaba causando la EPS. Confirma que él sigue vinculado a la entidad.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

A pocos días de terminar la era de Iván Duque, el Gobierno Nacional, a través de la Superintendencia del Subsidio Familiar, se ‘tomó’ sorpresivamente la Caja de Compensación Familiar del Huila y removió de su cargo al director Luis Miguel Losada y a los miembros del consejo directivo. La razón: el negocio de la EPS estaba afectando el patrimonio de toda la entidad.

Losada ha decidido referirse por primera vez a esta polémica decisión, que además desencadenó hace poco la liquidación de la EPS de Comfamiliar.

Según el suspendido director, “están los registros de todas las gestiones que se hicieron para salvaguardar el patrimonio de la Caja de Compensación”.

En esta entrevista con LA NACIÓN, habla además de la EPS regional que estaba en gestación, del fin de los supermercados, entre otros temas.

Más de un mes después de la intervención de Comfamiliar del Huila por parte de la Superintendencia del Subsidio Familia, ¿Qué opina?

Con el consejo directivo, nosotros veníamos periódicamente informando del riesgo que estaba causando la EPS a la Caja de Compensación Familiar del Huila. En el año 2015, incluso, se solicitó retiro voluntario de los afiliados del régimen subsidiado y el régimen contributivo de la EPS. Hubo una negación por parte del Gobierno Nacional, a través de la Superintendencia Nacional de Salud. A raíz de esta negación, iniciamos un proceso con 11 Cajas del país para buscar una solución a este problema de las EPS. Se planteó hacer una fusión entre varias Cajas de Compensación y la creación de una nueva EPS. Iniciamos la estructuración y formulación del plan de reorganización institucional con cinco Cajas de Compensación, siendo aprobado por la Superintendencia del Subsidio Familiar y posteriormente negado por la Superintendencia Nacional de Salud. Luego, Comfamiliar del Huila, en coordinación con la Superintendencia de Salud, formulamos un nuevo PRI en febrero de 2021 teniendo como aliado principal únicamente Comfamiliar y planteándose la creación de una EPS regional, con el respaldo de IPS públicas y privadas del Huila. La idea era que estas IPS castigaran una parte de sus acreencias a cambio de una nueva EPS financieramente viable. Así se estructuró, pero fue dilatándose la aprobación  y los pasivos crecieron. Y llegó la intervención por parte de la Superintendencia del Subsidio Familiar, con el argumento de que la EPS estaba colocando en riesgo el patrimonio de los trabajadores. Salgo de la Caja, viene la negación del PRI y se ordena la liquidación de la EPS.

¿Lo tomó por sorpresa la intervención de la Caja?

Claro, Jesús Antonio. Habíamos recibido tres visitas por parte de la Superintendencia de Subsidio Familiar en la presente vigencia y se nos había entregado un plan de mejoramiento, en el que la recomendación principal era seguir gestionando el plan de reorganización institucional. El año anterior hubo un caso similar: la Superintendencia del Subsidio Familiar intervino en horas de la mañana la Caja de Compensación Familiar de Nariño y en la tarde la Superintendencia de Salud liquidó el programa de salud. Nosotros teníamos previsto que si el PRI nuestro no era aprobado, había que solicitar la liquidación de la EPS para blindar los recursos de la parafiscalidad. Sin embargo, también pensábamos en la red prestadora de servicios de salud, que ahora con la liquidación de la EPS de Comfamiliar va a salir totalmente afectada. No sé de dónde van a salir los recursos para pagar la liquidación. Por eso, se le trabajó con dedicación con todo el equipo administrativo de la Caja para lograr la aprobación.

¿Se hicieron todas las gestiones necesarias para salvaguardar el patrimonio de los trabajadores?

Están los registros de todas las gestiones que se hicieron para salvaguardar el patrimonio de la Caja de Compensación Familiar del Huila. Hasta cuando estuve, no existía ningún fallo judicial que obligara a utilizar los recursos de la parafiscalidad como pago a la red prestadora de salud. Una cosa es que los recursos estén congelados y otra es que se comprometan los recursos de los trabajadores. Desde el consejo directivo, la dirección administrativa y el área jurídica, se hicieron todas las gestiones para que esos recursos no terminaran comprometidos.

¿El PRI que planteaba la creación de una EPS regional era la salvación?

Yo creo que sí, entre otras cosas porque tal cual como estaba planteado, existía la posibilidad de que la red prestadora no tuviera que entrar a reclamar todos los pasivos y que trabajadores contaran con la opción de entrar a trabajar en la nueva EPS y no quedarse sin empleo. Ya le teníamos nombre a la EPS regional, se iba a llamar ‘Mi EPS’, con inscripción ante la Cámara de Comercio. Nosotros teníamos muy adelantado ese proceso. Tengo que decir, sin embargo, que con la liquidación de la EPS, la Caja de Compensación tiene, financieramente, un alivio inmediato al retornar todos los recursos congelados.

¿Por qué dice que la red prestadora será la más afectada con la liquidación de la EPS Comfamiliar?

Jesús Antonio, le menciono algunos casos: Medimás, Cafesalud…Cuánta plata ha recuperado la red prestadora de salud tras la liquidación de estas EPS. Así la Caja de Compensación Familiar tenga unos activos, difícilmente podrán ser entregados como parte de pago. Ahí está el caso de la Caja de Compensación Familiar de Córdoba, que lleva 5 años en intervención y la Caja sigue prestando su servicio social.

¿Ve con pocas posibilidades a la red prestadora de salud de recuperar los dineros por los servicios prestados a la EPS Comfamiliar?

Sí. En un proceso de liquidación, se nombra un agente liquidador, este debe emitir diferentes pronunciamientos. La red prestadora debe entregar nuevamente la facturación pendiente y esperar a que sea sometida una validación. Después se clasifican los tipos de acreencias, cumplir los temas tributarios y por último, la red prestadora. La experiencia de las recientes liquidaciones no es nada exitosa. Y la red prestadora lo sabe. Por eso, le estaba apostando al PRI. Si el PRI hubiese sido aprobado, el patrimonio de la Caja se habría salvaguardado y la EPS, de manera independiente, estaría creada y funcionando. Eso estaba claro.

¿Por qué entonces la Caja fue intervenida?

Considero que no fue una decisión acertada. Jesús Antonio, vale la pena recordar que en el año 2019 varios directores de Cajas de Compensación denunciamos que estábamos siendo presionados indebidamente por el señor Superintendente del Subsidio familiar. En su momento, el Gobierno Nacional fue puesto en conocimiento de lo que estaba sucediendo por parte de Asocajas y los mismos directores de las Cajas. Incluso, varios medios de comunicación a nivel nacional registraron esos hechos.

¿Qué destaca de su gestión al frente de Comfamiliar?

Una de las cosas más importantes fue que saneamos un negocio que venía generando pérdidas a la Caja de Compensación Familiar del Huila: el de los supermercados. Desde el año 2012, los supermercados generaban pérdidas y eso está consignado en todos los informes de gestión que se le presentaron al Gobierno Nacional. La misma Superintendencia del Subsidio Familiar nos dejaba como hallazgo en cada una de las visitas anuales, que deberíamos volver viable el negocio de mercadeo de bienes o realizar algún tipo de negociación para que las pérdidas generadas no siguieran afectando los estados financieros de la Caja. En el año 2017, se contrató una consultoría para saber qué hacer. De 16 Cajas de Compensación que tenían supermercados, quedábamos solo 4 debido al auge de las plataformas grandes. La consultoría determinó que el negocio no era viable por las condiciones actuales del mercado. El consejo directivo nos autorizó para emprender la venta de los supermercados. Se hizo, entonces, una invitación a todas las empresas, siendo finalmente Olímpica, Supermercado Popular y Dsierra los interesados. Toda esta negociación la manejó la banca de inversión, que al final consideró como mejor la oferta de Dsierra, cuya razón social es Surtiplaza, por más de $3.000 millones. Además de eso, procedimos a dar en arrendamiento los inmuebles por 10 años, generándole ingresos mensuales a la Caja superiores a los $70 millones.

Con la venta de los supermercados, ¿se perdieron los beneficios sociales?

En ningún momento. Por ejemplo, los famosos ‘cincuentazos’, que en nuestra administración se crearon para beneficio de los trabajadores, se mantuvieron. Teníamos que pedir el acompañamiento de la Policía debido a que la gente quería aprovechar el beneficio de los 50 productos de la canasta familiar con el 50% de descuento. En pandemia, estos mismos beneficios los llevamos a los diferentes municipios. Los supermercados se vendieron, pero los beneficios sociales continúan; para la presente vigencia se presupuestaron $3.300 millones para entregar como subsidio a los trabajadores de categorías A y B en alianza con diferentes supermercados de la región, de los cuales solamente se han ejecutado $500 millones.

La Superintendencia del Subsidio Familiar ha cuestionado la caída de los afiliados a la Caja de Compensación, ¿es cierto?

Jesús Antonio, nosotros somos Caja única y aquí el afiliado se puede perder es por evasión o por cierre de las empresas. Y en pandemia, hubo pérdida de afiliados porque varias empresas cerraron. Aun así, las cifras han sido crecientes. Cuando llegamos a la Caja teníamos 103.762 trabajadores afiliados, hoy tenemos 118.000. El recaudo de aportes parafiscales pasó de $79.000 millones en el año 2017 a $105.000 millones en el año 2021. Y a junio de 2022, se han recaudado $58.000 millones, lo que representa un 18% más de lo recaudado en el mismo periodo de 2021.

¿En qué quedaron los proyectos relacionados con infraestructura y otros?

El proyecto del centro recreacional de Pitalito, cuya primera fase está totalmente financiada, se logró una cofinanciación de parte de la Gobernación del Huila de $22.000 millones. Comfamiliar, por su parte, aporta $8.000 millones en dinero, así como el predio. Este proyecto ya va a iniciar su ejecución. Toda la planeación y presentación del proyecto para que fuera aprobado se desarrolló en nuestra administración. Lo mismo que está por iniciar en Neiva la  construcción de  1.000 viviendas  de interés social e interés prioritario en un lote que fue adquirido por la Caja de Compensación hace 15 años. También fue iniciativa nuestra todos los mejoramientos en los centros recreacionales. En junio pasado, el consejo directivo aprobó inversiones en mejoramientos para el Club Los Lagos dirigidos a ampliar la atención a los adultos mayores. Sobre esta iniciativa, la intervención anuló el acta y esas inversiones están en pausa.

Más de un mes después de haber sido separado de su cargo de director de la Caja de Compensación Familiar del Huila, ¿cuál es su situación laboral?

Jesús Antonio, mi situación laboral hoy está muy clara, gozo de una estabilidad laboral reforzada. Mi contrato de trabajo fue temporalmente suspendido por 30 días calendario, los cuales se cumplieron. De acuerdo al ordenamiento jurídico, mi vinculación continúa vigente.