La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Falacias del crecimiento y conversatorio de Duque

Falacias del crecimiento y conversatorio de Duque 1 30 marzo, 2020

Rodolfo Valderrama.

Obligado por las circunstancias nuestro cuestionado presidente, dice estar  abierto al debate con los sectores participantes en la protesta, pero al estilo de su patrón nada sustancial va a modificar, dada la naturaleza de los seis ejes impuestos por presidencia para el diálogo; se insiste en que no es posible mejoras sociales sin crecimiento económico, pero este es un promedio que no garantiza bienestar general, porque los rubros que lo conforman crecen de manera desigual; el financiero crece a tasas del 10 o 15% mientras que otros sectores crecen muy poco o caen como los salarios, entonces una cifra aislada de crecimiento del PIB digamos 5% desconoce comportamiento de sus sectores. Según el gobierno se buscarán   mecanismos para impulsar el crecimiento, es tal la obsesión por esta estrategia que la frustrada Ley de financiamiento, ahora se llamará Ley de crecimiento económico.

Otro eje, “Transparencia y lucha contra la corrupción”, debería darles vergüenza, dado que hace un año el señor Duque mediante show mediático con todos los sectores políticos, afirmó que esto se hacía para “asegurar” el cumplimiento de las peticiones de la Consulta Anticorrupción; como era de esperarse los mamagallistas congresistas ignoraron la gesta popular y Duque jamás hizo un reclamo, ahora por las presiones va a retomar el debate, ¡mucho cinismo! En, “Protección del medio ambiente” ocurre algo similar, dada la complacencia para la explotación petrolera con métodos atroces y argumentos manipuladores sobre agotamiento de métodos tradicionales, esto para complacer grandes empresas y no enfrentar el problema con otras medidas.  Otro eje, “Constituir un país del conocimiento y cerrar la brecha”, vieja expresión del plan López Michelsen.  Los temas, “Paz con legalidad” y “Fortalecimiento institucional”, son tácticas dilatorias en detrimento de aspectos concretos como mejoras del servicio de salud o aumentos del empleo formal.

Al tiempo que el presidente hace alarde de conciliador, expide el Decreto sobre Holding Financiero algo ofensivo y desafiante en esta coyuntura; en este caso se va a constituir un conglomerado con 19 empresas financieras estatales pero  funcionamiento privado, buscando mejor competitividad reduciendo costos, sacrificando a empleados de salarios medios y bajos, pero con directivos con  sueldos de más de $100 millones, tres o cuatro veces más que el salario en el sector público antes de la creación del Holding, agudizando la injusticia social principal motivo de la protesta. Dado que Duque está poseído por el sector derechista más radical,  es posible que ante la negativa de cambios sustanciales, el estallido social que ya se advierte termine en algo que a todos nos perjudique, ojalá esto no ocurra.