La Nación
ECONOMÍA

Huila, uno de los departamentos más golpeados en contracción económica

Huila, uno de los departamentos más golpeados en contracción económica 1 30 septiembre, 2020

El Producto Interno Bruto (PIB) del país decreció un 15,7% durante el segundo trimestre del año; esta es la mayor contracción de la economía desde que se tiene registro.  ¿Qué significa para el Huila?  

huila@lanacion.com.co

Para el segundo trimestre el Ministerio de Hacienda estimaba una contracción del 17,2% en la tasa anual de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), entre tanto, ayer se conoció que la caída fue del 15,7%.

En su informe el Departamento Administrativo de Nacional de Estadística (Dane), también precisó que el PIB del país creció solo 1,4% durante el primer trimestre del 2020 en términos anuales.

Marzo fue el primer mes con efectos del covi-19, y lo que aconteció después ya se veía venir, “esta caída se esperaba por cuanto el trimestre recibió en pleno el confinamiento”, sostuvo Germán Palomo, economista.

La contracción, “es la más importante desde que se tiene registro de la actividad económica en Colombia”, complementó el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte.

Así, según detalló el Dane,  durante el primer semestre el PIB decreció 7,4% respecto al mismo período del año anterior. ¿Qué significa para el Huila?

De acuerdo con el análisis del economista Germán Palomo, “el Huila muestra las mismas dificultades por su estructura productiva y la alta informalidad”.

Si bien se ha dado una reapertura gradual de varios sectores, el comercio y servicios, sustanciales para el Huila y sobre todo para Neiva, “han sido de los últimos en reactivarse, ha sido un procedimiento incompleto. Y, aunque a la agricultura no le fue tan mal en lo nacional, en nuestro caso resulta insuficiente para liderar nuestra economía”.

Para el experto, “la solución está en promover las inversiones en sectores complementarios y estratégicos, como agroindustria para prepararnos en exportaciones aprovechando el nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC) con Israel, por ejemplo”.

Y la recuperación, ¿para cuándo?

 El economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, sostuvo que a medida en que varios sectores reiniciaron operaciones, los datos mensuales han comenzado  a mejorar, “esto quiere que decir que una de las posibilidades es abrir la economía con elementos de bioseguridad y con educación”.

La variación anual de abril fue de -20,15, mayo -16,16 y junio -11,06. “La crisis se puede ir solventando en la medida en que podamos convivir con el virus y reactivar el mayor número de actividades, para hacer que el empleo tenga un impacto positivo”, agregó.

Los comerciantes tampoco apoyan continuar con la cuarentena. Tan pronto se conoció la cifra el presidente de Fenalco la calificó de “aterradora” y manifestó que es “consecuencia del largo confinamiento y exceso de restricciones en las ciudades. ¡Es el momento de un timonazo!”, sostuvo.

Huila, uno de los departamentos más golpeados en contracción económica

El analista económico Carlos Harvey Salamanca Falla, también entregó su apreciación acerca del panorama actual.

“Los indicadores miden la ‘salud’ de la economía. Las principales entidades del país como el Banco de la República y los bancos, tenían unas proyecciones de cuánto sería el crecimiento, por su puesto, todas las expectativas eran negativas.

Los estados al principio de año hacen proyecciones de cuánto crecerá su economía, nosotros en años normales crecíamos entre el 2% y el 4%, en un año muy bueno el 5%; China al 8% y 10%, Brasil y Argentina también tenían comportamientos importantes, eso le da tranquilidad tanto a los empresarios como a los empleados y al sistema financiero.

Pero llegado el covid-19 empezamos a ver que las proyecciones para junio, al contrario de crecer, eran decrecimientos, el sistema financiero estimaba entre el 16% y 17%, es decir que las estimaciones se cumplieron, ese 15,7% era un impacto esperado.

Desde marzo llevamos viendo un escenario dramático, hubo un impacto muy importante en abril y mayo, en junio comenzó a haber reactivación y es posible que en los próximos meses veamos un decrecimiento, pero no tanto.

En Huila hemos visto que nuestra gran actividad, después de la construcción y el aporte del estado, es el comercio, que ha estado cerrado. Así que vamos hacia atrás, lo único que hemos tenido son pérdidas y eso lo demuestra el Dane. Este ha sido uno de los departamentos más golpeados debido a su vocación de comercio”, puntualizó.

PIB Colombia

Durante el presente año el Producto Interno Bruto (PIB) del país:

  • Creció solo 1,4% durante el primer trimestre (cifra actualizada por el Dane)
  • Durante el segundo trimestre tuvo una contracción del 15,7%
  • Esta la mayor contracción en la historia económica moderna del país
  • Pese a la caída, el país aún no está en recesión económica

Por sectores

Los sectores que más cayeron en el segundo trimestre son:

  • Actividades artísticas -37,1%
  • Comercio -34,3%
  • Construcción -31,7%

Los sectores que más contribuyeron a la caída del segundo trimestre son:

  • Comercio al por mayor y al por menor: -6,6 p.p.
  • Industrias manufactureras: -3,1 p.p.
  • Construcción decrece: -2,1 p.p.

Entre tanto, el segundo trimestre la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca creció 0,1%; mientras que en el primer trimestre 7,9%.

Herramienta tributaria

Para Oscar Rujana, economista y docente investigador, es urgente fijar en la agenda un análisis acerca de las repercusiones en el mercado laboral que le acarreará al Huila los efectos de covid-19, “pero más que estructurar profundos estudios, requerirá la región una herramienta tributaria que fije lineamientos de mediano plazo a las empresas”.

Adicionalmente:

  • Medidas fiscales expansivas gubernamentales que fortalezca los sectores dinamizadores en generación de empleo.
  • Medidas tributarias que fortalezcan el desarrollo del tejido empresarial.

“El departamento está muy quedado en definir estas acciones, los impactos serán de hondo calado a todo nivel, retrocederá en la recuperación de la pobreza extrema y monetaria, los más  afectadas serán los jóvenes que no tendrán un caminos frondosos de oportunidades y, por último, otro sector que será muy afectado, la mujer  trabajadora del sector agrícola y campesino en el desarrollo de proyecto s asociativos”, concluyó.

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia