La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Reglamentos Internos de adorno

Reglamentos Internos de adorno 1 30 marzo, 2020

Yilber Leandro Saavedra

Actualmente, mucha parte del articulado de los reglamentos internos, tanto del Concejo de Neiva como de la Asamblea Departamental, (la situación no es mejor en los demás municipios del Huila) aparece solo como relleno del documento, debido a que nunca se han cumplido, se aplican dependiendo los intereses del presidente de turno, o simplemente están desactualizados.

A pesar de la buena voluntad que se ha tenido en el pasado por parte de algunos concejales de Neiva y Diputados del Huila, la verdad es que aún no se ha podido consolidar un documento que dé garantías y que aporte a la optimización del trabajo al interior de estas corporaciones.

Desde “Concejo y Asamblea Visible” hemos tenido la posibilidad de influir durante estos años para lograr modificar temas como los horarios de sesiones a la media noche, el descuento del pago a quienes solo contestan a lista y se retiran, y la organización en el diseño de los debates de control político.

Sin embargo, todo sigue siendo subjetivo; la asignación de ponencias se da dependiendo “del amigo”, la contratación de los asistentes para cada uno de los corporados, (que debería estar definido de manera equitativa en el reglamento) continúa siendo decisión exclusiva y política del presidente de turno, quien a su amaño asigna o quita, basado en el nivel de cercanía o del acuerdo político prestablecido. La emisión de boletines, toma de imágenes y difusión también sigue estando sesgada a la promoción principalmente de los presidentes de turno.

Quince años después de ser sancionada la ley 974 de 2005 o Ley de Bancadas, sigue siendo letra muerta en estos reglamentos; no se cumple con la toma de decisiones colegiadas al interior de los movimientos y paridos políticos y únicamente se ha desempolvado cuando necesitan sacar de carrera a algún corporado, aplicándole la votación obligatoria que haya determinado previamente la mayoría de sus copartidarios.

Estos reglamentos tampoco han incluido el Estatuto de la Oposición y por tanto no se está aplicando. Las Comisiones de Ética también siguen siendo un adorno pues no tienen ”dientes” para aplicar correctivos.  Para el caso del Concejo de Neiva aún no están claras las reglas de juego para la realización de invitaciones, las sesiones dominicales también siguen siendo un lunar, pues históricamente se han usado solo para cobrar los honorarios, y el ejercicio de control político no tiene el seguimiento requerido.

 

Comenta!