La Nación
Se les dijo…se les advirtió, y… 1 24 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Se les dijo…se les advirtió, y…

 

Javier Cabrera

 

Hace tres meses muchos reían y se mofaban al momento de hablar del CORONAVIRUS, creyeron que era mentira, que era un invento.  El encierro obligatorio evitó que se expandiera el virus en ese momento con fuerza en nuestra región. Solo hasta hoy dimensionan la gravedad del asunto.

 

Solo hasta hoy, cuando los datos muestran un aumento de casos en nuestro departamento y capital, cuando vemos amigos, conocidos y personajes ilustres, sucumbir ante lo que significa esta pandemia, se prenden las alarmas, se preocupan, y buscan tomar medidas.

Ahora si, salen a cuestionar y a buscar culpables, sin mirarse al espejo. Muchos se alarman, ‘se rasgan las vestiduras’, critican lo que no se ha hecho, y olvidan que en el pasado reciente a todos se les dijo, se les advirtió, pero no escucharon.

 

Es cierto, se le dijo y advirtió a los ciudadanos, y en su mayoría de manera irresponsable cuando levantaron las restricciones, salieron a las calles en forma desmedida a beber y divertirse, sin medir las consecuencias, para luego venir a lamentarse y angustiarse por los efectos de dicha irresponsabilidad.

 

Pero también es cierto que la responsabilidad no es solo de los ciudadanos, ellos se hicieron los sordos ante las advertencias, pero también el gobierno lo hizo, y no escuchó.

 

Desde hace más de cinco meses se habló de la importancia de generar campañas educativas, incluso en esta columna advertimos, “No sigamos con solo #quedateencasa, es hora de pasar el #aprendamosaconvivir.”  Y a reglón seguido se le dijo al gobierno municipal y departamental, al igual que otros columnistas y huilenses lo hicieran: “Por favor generen campañas que nos enseñen a convivir, es la única forma que tenemos de reactivar la economía, evitando que este Coronavirus nos mantenga encerrados, quebrados y desesperados.”. Pero no prestaron atención.

 

Si hubieran dedicado recursos a campañas de educación ciudadana, tal vez los resultados ante la apertura serían menos alarmantes. Hoy como no quisieron escuchar, debemos preocuparnos por lo que va ha ocurrir en un momento en el cual la economía debe dinamizarse para evitar que explote una bomba social.

 

Sin embargo, aún es tiempo de actuar, es posible todavía generar conciencia, enseñar a la ciudadanía a convivir responsablemente esta nueva realidad que nos toco asimilar. Aún es posible invitar a una nueva cultura de convivencia, sin afectar nuestra economía. Ojalá lo hagan.

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia